Llegó el invierno, llegó la inspiración de los más melancólicos, el paseo entre las hojas de alguna larga avenida y de igual, los resfriados, la gripe o la moda del 2019, la influenza. La que te pone triste, enfermo, no te deja ver películas porque te da fiebre, y que no te deja salir a disfrutar del invierno que azota la ciudad. Pero hay algo que la influenza no puede hacer, privarnos de la música. Por eso, agarra tus audífonos y viajemos por diez bandas que si las escuchas, te cambian la vida, el invierno y te hacen sentir en paz.

  1. Sigur Rós ()

    Los islandeses Sigur Rós, acostumbran a llevarnos a otros mundos. Sus instrumentales, sus letras, su forma triste y sensible de ver la vida, nos hacen perdernos entre pensamientos cuando no podemos movernos, nos duele la cabeza y no podemos hacer otra más que analizar la siempre complicada existencia. El disco “()”, es uno disco que empieza lento, un pequeño piano con la canción en Vaka, y que nos hace viajar por los lugares que amamos en nuestra mente. Los recuerdos. Este disco, esta cantando en “vonlenska”, o sea, en un idioma inventado. Un disco de interpretación y un significado que tú quieras darle. Te encontrarás con canciones que te harán salir el alma, como E-Bow o Dauðalogn, esta última con una frase que resume el invierno y el estado catatónico en el cual te encuentras al estar enfermo: El mundo está en completo silencio.



2. Explosions in The Sky: The Earth is not a Cold Dead Place 

Si hablamos de perdernos, los de Explosions in The Sky, son unos expertos. Aquí dejamos las voces de lado y nos perdemos entre tambores, guitarras y silencio. El instrumental es base en nuestra vida, es la banda sonora mental que damos a un momento. Con este disco, la banda dirige aquella orquesta en nuestra mente, nos lleva a imaginarnos la Patagonia Chilena, el Norte y su desierto, la ciudad y su selva de asfalto y edificios, el cuerpo de la persona que amamos, su mirada, sus labios y todo lo hermoso que guarda tu mente. Un disco melancólico y explosivo, que nos entrega temas como First Breath After Coma o Six Days at the Bottom of the Ocean. Este último, un personal favorito que me recuerda las nubes, el océano, caminar en silencio u observar desde un automóvil el paisaje, en completo silencio. Un buen LP para viajar entre tus sueños. 

Imagen que contiene texto, periódico

Descripción generada automáticamente



3. Placebo: Meds

A veces la fiebre avanza y nos sentimos en una caída libre: Baby did you forget to take your meds?

Cuando pensar fue demasiado, llega el momento de crear mundos donde todo explote y se azote contra el tiempo. Aquí es donde Placebo nos muestra un disco infaltable, Meds. Un disco dónde cuestionas los errores del pasado, el desamor, en aquellas sabanas en que te encuentras, en aquel momento del tiempo en que lees esto. Es imposible no caer en pensamientos que se repiten, en las complicaciones de la vida. Un disco que tiene gran cercanía con Chile, siendo uno de sus singles lanzados previamente aquí, además teniendo registro de su mítico concierto en Estación Mapocho el 2005. Un disco inigualable, que entrega clásicos como Meds, Infra-Red, Because I Want You y Song To Say Goodbye.

Imagen que contiene pared, ropa, interior

Descripción generada automáticamente

4. Radiohead: In Rainbows 

Un disco mítico. La que se teoriza es la segunda parte del Ok Computer. Un disco que trajo una sesión invaluable From the Basement, y canciones icónicas como Nude, Last Flowers, Go Slowly, All I Need y Bodysnatchers. Radiohead, es imprescindible cuando llueve. Tal vez si te sientes mejor, un disco perfecto para caminar por aquella larga avenida cubierta de hojas y soledad. Un fin de semana, una tarde o para recorrer tu habitación en busca de un nuevo aire. Un disco que trajo a Radiohead por primera vez a nuestro territorio y que conlleva la cumbre de la madurez musical de la banda. Un Thom Yorke amante del piano, guitarras acústicas tras los telones de canciones que marcan un antes y un después en tu vida. Un disco para el invierno, para mejorarte de tu enfermedad o para simplemente recostarse y cerrar los ojos.

Imagen que contiene botella, señal, texto

Descripción generada automáticamente

5. Joy Division: Closer


Seguimos caminando por Inglaterra, un país que nos ha entregado mucha música. Un icono del Post-Punk aparece en nuestra frontera. Joy Division, con su disco Closer, el segundo y el último con Ian Curtis aún sintiendo algo que jamás comprenderemos. Tras la melancolía y los conceptos de In Rainbows, Closer, marca solo un pensamiento y una única emoción. Es aquel disco que te hace leer un libro, liberando los pensamientos en interpretaciones en sus guitarras y su batería siempre monótona. El disco nos entrega canciones como Isolation, Heart and Soul, Twenty For Hours, y Decades. Ian muere antes del lanzamiento, pero alcanzó a elegir junto a los demás miembros, la portada del álbum. Un disco para pasar las páginas de tu libro favorito, si no estás con fiebre para recorrer redes sociales, impresionarte y apreciar la habitación vacía. Ian Curtis, era un poeta de la desolación.

Imagen que contiene texto, foto

Descripción generada automáticamente

6. Two Door Cinema Club: Tourist Story 

Al oeste de Inglaterra, queda Irlanda, y en Irlanda una de las bandas iconos del Indie Rock en la presente década, hablamos de Two Door Cinema Club, quienes han estado presentes en nuestro país en variadas ocasiones, de la mano de Lollapalooza. Tourist Story, su disco debut, es aquel que pones cuando intentas poner un poco en orden tu pieza. El papel higiénico tirado, la limonada a medio tomar en la cómoda y los libros esparcidos. Es aquel disco que te levanta de tu cama. La alegría del disco con hits como, I Can Talk y What You Know, te hacen sentir en el ojo del huracán, recuperado, aunque no lo estás verdaderamente, es una ilusión, la misma que provocan este disco y sus canciones.

Imagen que contiene suelo, interior

Descripción generada automáticamente

7. Wolf Alice: My Love Is Cool

Volvemos a Inglaterra, esta vez con la banda inglesa Wolf Alice, una revelación de los últimos años. Un pop sin condiciones, un rock alternativo que trae consigo nueva poesía. Cuando se te pasa la fiebre, es bueno ver una película, una buena puede ser Trainspotting 2, que trae en su soundtrack una canción que ya es clásico entre los amantes de la película, Silk. Una composición que te hará sentir como que nada pasa realmente, la ilusión anterior cae por sí misma. Este disco te llevará en un breve viaje acompañado por la dulce voz de su vocalista, Ellie Rowsell, y por líneas como: “Largos fueron los días, en donde la ventana retenía mis más profundos pensamientos.” Una frase perfecta para los días en cama.

8. Los Bunkers: Barrio Estación

Hay espacio para Chile. Los Bunkers nos llevan a un viaje imaginario por el metro de Santiago, por la micro de cualquier región, desde nuestro propio lugar en el mundo. Barrio Estación, es la descripción y actualización del mundo tras la puerta que no puedes cruzar. Canciones como Me muelen a palos y Fiesta, te dan una pequeña reseña actualizada del mundo, no importa si pasan los días, hasta hoy, el mundo sigue teniendo aquella misma triste poesía. Un disco para pensar en el amor, resolver la confusión, recordar o imaginar algo más. Un excelente disco para cerrar tus ojos cuando los delirios se vuelven fuertes. 

Hoy voy a perder la razón, como lo soñé.”

9. Wilco: Yankee Hotel Foxtrot

Hay otras escenas que puedes crear en tu mente, mientras estás aún en tu cama, intentando Volver a ti. Queda poco. La fiebre tal vez ya se fue, esta vez definitivamente. Ahí aparece Wilco, los oriundos de Chicago, EE.UU, nos llevan a un bar, a vernos en el espejo tras la barra. Algo destruidos, pero siempre poeta, siempre melómanos, siempre imaginativos. Quien te escribe igual está enfermo, y un Disonante le recomendó esta banda, y aquí llevo perdiéndome. Escribiendo sobre la cama, escuchando una suave tonada de rock alternativo, de instrumentos de viento, una batería que siente como si fuera Jazz, y canciones que te hacen imaginar en color sepia.

Imagen que contiene edificio

Descripción generada automáticamente


10. Interpol: Turn on the Brights Lights 

Es posible que ya estés mejor. No hay mal que dure mil años. Te quieres levantar, cumplir todos los objetivos que idealizaste mientras estabas postrado sin poder mover tu cuerpo, pero muchas veces, uno se siente demasiado cansado para existir. En aquel último sueño en que te sumes para recuperar las fuerzas, Interpol es nuestro último Virgilio en nuestro último infierno. Un comienzo de disco tenue con Untitled, un final de perdición con Leif Erikson, canciones en medio que son clásicos como Obstacle 1, poesías a una musa como Stella was a diver and she was always down, y clásicos de culto como The New o la canción de un asesino Roland. Un disco para concluir todo lo analizado entre la atmósfera, la tristeza, la alegría y la imaginación. Perfecto para cerrar tus ojos última vez, mañana habrá otros diez discos que traigan otros pensamientos, hoy nos quedamos con este, el pensamiento de lo incierto. Los delirios y las decisiones. Todo llega a su final con los oriundos de Nueva York.

Así es como llegamos al final de este compilado de 10 discos, todos puedes encontrarlos en plataformas streaming como Spotify o iTunes, y si los tienes en físico o vinilos, sin duda disfrutarás mucho tu resfriado. 

Para finalizar, te preguntamos querido lector ¿Qué otros son perfectos para cuando estás enfermo o para el invierno? Coméntalo con nosotros, algún engripado te lo agradecerá.