Un pasado de 18 de julio, pero de 1980, el segundo y último álbum de los ingleses cumplió 40 años de edad.

Sin duda la electrónica se acercaba a Joy Division compuesto por Ian Curtis (voz), Bernard Sumner (guitarra y sintetizadores), Peter Hook (bajo) y Stephen Morris (batería). En la agrupación ya se sentían las fuertes influencias de Kratfwerk que estaban llegando para quedarse en la química de la banda. En los teclados de  “Decades” de “Closer” (1980), se percibe una gran presencia de nuevos sonidos, lo cual era clara señal para New Order, quienes siguieron explorando durante su carrera.

En esta nueva etapa de los oriundos de las cercanías de Manchester, la banda se estaba afianzando con su futuro estilo. Por lo mismo, Hook comenzaría a usar bajos de 6 seis cuerdas, Sumner con mayor presencia en los teclados y Martin Hannett, seguiría a cargo de la producción de este trabajo al igual que el debut, “Unknown Pleasure” (1979).

A la primera escuchada puede que sea un poco desornado, pero interesante. Los golpes iniciales de Morris muestran sus dotes en la batería en “Atrocity Exhibition” y sin tener un rumbo de claro hacia dónde gira este trabajo. Sin embargo, va obteniendo forma al transcurso del álbum. Ya en el segundo track, “Isolation” marca totalmente el estilo renovado del cuarteto.

A diferencia de primer álbum, el sonido se mantiene, pero con una energía distinta con “A Mean to an End” o “Colony”. En estos tracks predomina una batería más movida o estilo más “rock” de alguna forma, pero sin perder lo que es Joy Division y las experimentaciones de “Closer”.

En el cierre del larga duración hay una mezcla de energía pero sombría. Aquí se encuentra “Twenty Four Hours”, esta canción liderada por el bajo de Hook y la batería de Morris. Da un giro antes de escuchar “Heart and Soul” y nuevamente cae en los tranquilos ritmos de de “The Eternal”.

Después de apreciar todo el álbum, aparece “Decades”, una canción perfecta, tiene un gran desenlace, los teclados Sumner hacen que sea muy atractivo al oído. Este viaje de un poco de más de seis minutos, genera un ambiente de despedida e incluso, invitando a lo nuevo del disco que no se puede describir 100% por palabras.

Cabe destacar que en este disco pasaría a la historias con canciones como “Twenty Four Hours”, “Isolation”, “A Mean To An End” y “Decades”. Siendo emblemas del post punk y new wave inglés. Sin duda que la música creada por Joy Division y posteriormente New Order, es y será el inicio de muchas bandas en sus influencias.