El disco “Nuestro Día Vendrá” (2014) cumple su sexto aniversario, unos de los discos más bellos de la banda y en el cual dejan claro su mensaje de cómo a veces es la vida y las relaciones humanas que son enredadas sin una respuesta muy fácil de encontrar.

Foto de portada: Créditos a Mila Belén

El segundo larga duración de Prehistöricos compuesto por Tomás Preuss, y Jessica Romo, ex integrante de la banda. Sin duda, es unos de los mejores discos tristes y esperanzadores de la escena musical chilena. Un trabajo muy bien desarrollado de principio a fin, el oyente no necesita saltar ninguna canción ya que es un ciclo, que inicia con “Qué Suba El Momento”, unas de las canciones más bailables de la agrupación, y cierra con “Borrarnos Del Mapa”, una forma de salir del mundo.

La esencia de la banda suele recordar un día de invierno, nublado y quizás lloviendo en un “Bosque Oscuro” y a veces buscando a esa persona especial que simplemente nos da ese confort, con la cual puedes llorar y reír sin importar el momento. Todo esto, mientras, suena el disco de fondo al escribir esta nota.

Cerca de la mitad del disco, suena la canción “Dos Planetas”, unos de los trabajos más sinceros de la agrupación. En el habita mucha descarga de enojo y odio, por lo que se puede suponer que las letras de Preuss van dirigidas a gente que le hizo mal, que quiere dejar de lado y no verlas más. Por lo mismo, el sonido va creciendo con potencia y terminando con algo más pesado dentro del mundo de Prehistöricos con la línea: “Te deseo Odio, muerte y destrucción”.

Descripción: D:\Agustín\Desktop\Disonantes.cl\Prehistöricos - Nuestro Día Vendrá\a1844201008_10.jpg
Diseñado por: FAISANOU.COM
Fotografías del disco por: Juliette Steen

Girando en emociones, se siente cada vez más ese sonido indie y folk que demuestran la tristeza y melancolía eterna de “Presentimiento”, con un video de colores opacos junto a unos acordes en la guitarra acústica del vocalista, que prepara para un llanto muy inspirador con el quiebre de la última parte de la canción. Dando el paso perfecto para “Globos Aerostáticos” junto a los teclados como protagonistas. En las ondas sonaras, las notas fluyen al igual que los espíritus de los personajes principales de la historia y uno de ellos dice: “Yo podría estar sin estar, desarmarme hasta encontrar mi raíz, hare un baile sin mi cuerpo y tu vendrás”.

Aunque no todo es de tonos oscuros, asimismo lo explica “Con Tu Cuerpo El Huracán”, un relato romántico de cómo ya no importa nada más y estás junto a esa persona que te lleva al cielo, pero no de muerte, sino de amor. Los sonidos dicen lo mismo pero sin letra que luego se complementan con esta frase para enmarcar: “¿Estarás tú a mi lado esta noche? ¿Detendrás con tu cuerpo el huracán?” y así continúa el ciclo cada vez que se enciende una radio con “Nuestro Día Vendrá”.