La noche de este martes se presentó en el Teatro Cariola una de las leyenda del punk rock, Los Dead Kennedys, con un show de una hora y quince minutos, los estadounidenses dieron la cuota de calor llena de baterías rápidas y letras políticas a la fría noche santiaguina.

Fotografía de portada: Fanpage Transistor – Gary Go

Martes feriado y la temperatura rondando los 10 grados, fueron los complementos que acompañaron el concierto de una de las leyendas del punk, la banda estadunidense, Dead Kennedys en el Teatro Cariola. Dando la cuota de calor a la fría noche santiaguina, el recinto de la calle San Diego se llenó de baterías rápidas, guitarras afiladas y letras satíricas propias de una de las bandas más importantes del género.

Con una puntualidad de oro (y que se agradece), a las 21:00 hrs en punto, se apagaron las luces del teatro y se encendieron los focos multicolores, Ron Greer y compañia subían al escenario entre gritos y aplausos, frente a nuestros ojos, un poco de la historia de la música y no esperaron en hacerlo notar. Preparados y agarrando velocidad, el baterista D.H. Peligro comenzó un redoble que dió paso a la primera canción de la noche, «Forward to Death«, la energía de los veteranos del punk encendió el pogo desde el primer acorde, con un Cariola al 70 % de su capacidad, el show de los Kennedys Muertos tomaba la vía rápida. Continuó «Winnebago Warrior«, para dar paso a una conocida, «Police Truck«, tema que integraba el soundtrack del juego Tony Hawk Pro Skater y que a esta altura se hace tan familiar y cercana a nuestra adolescencia.

Aunque el sátiro y contestatario Jello Biafra ya no integra las filas de la banda, Ron Greer no se queda atrás, inquieto y enérgico no dudo en romper la barrera que separa al artista del público y bajo a cancha para cantar junto a sus seguidores, tanto así, que esta acción la repitió reiteradas veces donde incluso fue levantado por la multitud, la edad no le pesa al punk, Greer dijo: «Me siento muy viejo para la música punk rock, uds también«, mientras intentaba recuperarse y respirar.

Continuó el turno de «Buzzbomb«, «Let’s Lynch the Landlord» y » Jock-O-Rama«, Greer continuamente entre canciones se tomaba el tiempo de interactuar con el público, bromas sobre el fútbol, su manejo del español, el idioma inglés, contra el racismo y referentes a países latinoamericanos fueron su tónica. Dead Kennedys sabían a lo que venía y su setlist dio un repaso por su discografía y los grandes clásicos. «Kill the Poor«, «MP3 Get Off The Web» y «Too Drunk to Fuck» continuaron con el show a toda velocidad que solo se detenía por las palabras de su vocalista

Un momento de quiebre se vivió cuando llegó otra favorita, «Nazi Punks Fuck Off«, la canción que se burlaba de aquellos punks cercanos a la ideologías nazi, no se pudo ejecutar de la mejor manera, y a la mitad del tema el bajo de Klaus Flouride dejó de sonar, pero esto es punk, y la banda continuó sin él, por varios minutos, los técnicos intentaron solucionar el inconveniente, fue el momento en que el frontman comenzó a cantar a capela, «We Are The Champion» de Queen, cuando Flouride ya con su bajo sonando dijo «nos somos campeones, somos Dead Kennedys«, dando paso a una de las más esperadas de la noche, «California Über Alles«, la canción de 1978 desató la euforia, a tal grado que se encendió una bengala entre el público, tal barra de estadio alentando a su equipo favorito.

Luego de un breve receso, vino el encore, «Bleed for Me» y el cover de Elvis Presley «Viva Las Vegas«, comenzaba el fin del show, cerrando quizás con su canción más conocida, «Holiday in Cambodia«, canción coreada y bailada por un cariola que capeaba el frío al ritmo del punk rock, el show acabó pero sin antes que Greer comenzara a cantar «Sweet Home Alabama» de Lynyrd Skynyrd.

Pero un pequeño y segundo encore faltaba la encargada de cerrar la jornada definitivamente fue «Chemical Warfare«, los agradecimientos y la foto correspondiente ponía fin a un show de una hora y quince minutos, que se hizo corto, pero se vivió con intensidad.

Revisa parte de los registros del show en el fanpage de Transistor