Dinosaur Jr. regresa con Sweep It Into Space, su nuevo álbum que saldrá el 23 de abril a través de Jagjaguwar, y con un nuevo sencillo, “I Ran Away.” Sweep It Into Space es su primera colección de música nueva desde 2016 con Give a Glimpse of What Yer Not, continuando con lo que podría ser el mejor «segundo acto» de cualquier banda. Originalmente programado para mediados de 2020, la trayectoria temporal de este disco fue interrumpida debido a la llegada de la plaga. Pero no es algo que podría detener la exquisita furia de este trío. Sweep It Into Space es una obra aplastante.  

En las décadas transcurridas desde el lanzamiento del tríptico original de álbumes de Dinosaur Jr., ha quedado claro que su sonido es, fue y siempre ha sido una especie de música pop que funciona por completo. Siempre han habido melodías en el centro de todo lo que hacen. Lo que produce Dinosaur Jr. no es nada más que una nueva bella versión del continuo del rock – riff, poder, ritmo y nostalgia, creada con un ojo en el futuro infinito. 

Grabado como de costumbre en Biquiteen, las sesiones de Sweep It Into Space comenzaron a finales de otoño de 2019, después de una gira por la costa oeste / sureste. El único músico adicional que usaron esta vez fue Kurt Vile, quien co-produjo el álbum y tocó la guitarra de 12 cuerdas en “I Ran Away.” La voz de  J Mascis es instantáneamente pegajosa sobre las partes electrizantes de guitarra. 

Después de que la grabación con Kurt fuera interrumpida, J Mascis “terminó imitando algunas cosas que él había hecho. Estaba escuchando mucho a Thin Lizzy, así que estaba tratando de llegar a ese sonido. Pero la sesión de grabación estaba casi terminada para cuando las cosas empeoraron. Cuando se implementó el confinamiento en marzo, eso significó que yo estaba por mi cuenta. Pero estuvo cool.”

Como suele ser, Lou Barlow escribe y canta dos de la docena de canciones del álbum (entregando una de sus mejores aportaciones a Dinosaur con “Garden”) y la batería Picapiedra de Murph impulsa el disco como un go cart del infierno. Las canciones de Lou son tan elegantes como siempre. Las de J fluyen y florecen en direcciones distintas. En algunas, aúllan las guitarras con un sonido de cuerdas en un punto medio entre Hendrix y Asheton. Algunas son power ballads, y también hay anomalías como “Take It Back,” la cual comienza con un ritmo que pone en mente las exploraciones jamaiquinas de Keith Richards (al menos brevemente.)

Pero son muy pocos momentos los en los que no sabrías que estás escuchando a Dinosaur Jr. Tienen un sonido tan característico como el de los Stooges o Sonic Youth o Discharge. Con Sweep It Into Space, continúan expandiendo su universo personal sin perder su esencia.