Tras un exitoso recorrido en festivales internacionales que ha incluido las competencias de Tribeca, Bafici y Sanfic, la esperada nueva película dirigida por Che Sandoval se estrenará el 15 de noviembre en salas de todo el país. Protagonizada por la actriz argentina Antonella Costa, actualmente nominada por su rol al Premio Fénix en la categoría Mejor Actuación Femenina, cuenta con un elenco que también incluye a Geraldine Neary, Pedro Campos y Patricio Contreras, además de la participación especial de Héctor Morales y Lucas Espinoza. 

Es la única producción chilena actualmente nominada en los Premios Fénix, y a la vez una de las películas nacionales más esperadas del año: tras un exitoso recorrido en festivales internacionales y su reciente participación en la Competencia Internacional de SANFIC, la comedia “Dry Martina”, tercer largometraje del director Che Sandoval, será distribuida por Storyboard Media, se estrenará en salas comerciales y alternativas de todo el país el próximo 15 de noviembre, y ya lanzó su tráiler oficial.


Estrenado mundialmente en las competencias oficiales de los prestigiosos festivales Bafici (Buenos Aires) y (Nueva York), el film es una coproducción entre Chile y Argentina que parte en Buenos Aires y se centra en Martina, una cantante trasandina que fue famosa a fines de los años 90 y a quien hoy ya nadie recuerda, mientras está próxima a cumplir los 40 con un creciente desencanto por el amor. Pero todo cambia con la llegada de una joven pareja de chilenos: Francisca, una fanática de Martina que está convencida de que ambas son hermanas, y César, quien con una mirada le devuelve a la protagonista el deseo sexual. Martina viajará a Chile con la idea fija de que César le puede devolver su líbido, pero al otro lado de la cordillera terminará encontrando el afecto de una posible familia.


Desde su elogiada ópera prima estrenada hace casi una década, “Te creís la más linda (pero erís la más puta)”, de 2009, y posteriormente con “Soy mucho mejor que voh”, de 2013, Che Sandoval se ha posicionado como uno de los directores más talentosos, inspirados y personales de su generación en el cine chileno, y con este nuevo trabajo ha estado teniendo una recepción muy entusiasta de la crítica, como lo confirman los comentarios que recibió cuando se estrenó en Argentina: como una “comedia negra que fluye con una velocidad e intensidad devastadoras” la calificó Diego Batlle en Otroscines.com, mientras Diego Lerer destacó que “pone en juego las diferencias culturales entre argentinos y chilenos” y en Clarín el crítico Gaspar Zimerman opinó que “el film respira una vitalidad que lo hace imprevisible y tiene una muy buena actriz protagónica”.


Justamente la actuación de Costa como Martina es uno de los elementos más aplaudidos de “Dry Martina”: como “pura dinamita y con look de estrella de oro de la época clásica” la describió Batlle, mientras Zimerman escribió que “quizá desde su debut en Garage Olimpo, hace casi 20 años, que Antonella Costa no tenía semejante oportunidad de lucimiento, y la aprovecha en cuerpo y alma”. Por ello no es de extrañar que por su rol esté actualmente nominada al Premio Fénix a la Mejor Actuación Femenina, la única candidatura en la que este año postula una producción chilena en estos trofeos que reconocen anualmente lo más destacado del cine iberoamericano.


A lo largo de casi dos décadas de carrera fílmica, Costa ha destacado no sólo en la recordada “Garage Olimpo”, sino además ha participado en cintas como “Nadar solo” y “Diarios de motocicleta”, y en “Dry Martina” está acompañada por un destacado elenco, que también integran dos de los actores chilenos más ascendentes y talentosos de la nueva generación, Geraldine Neary (“Sin norte”, “Aquí no ha pasado nada”) y Pedro Campos (“Videoclub”, “El bosque de Karadima”), y el experimentado y reconocido Patricio Contreras, figura emblemática del cine local en títulos como “La frontera” y “Sexo con amor”. Además, en participaciones especiales también aparecen Héctor Morales y el popular comediante Lucas Espinoza, y su equipo artístico incluye la dirección de fotografía de Benjamín Echazarreta (“Gloria”, “Una mujer fantástica”) y la banda sonora del argentino Gabriel Chwojnik (“Historias extraordinarias”, “Medianeras”), entre otros importantes profesionales de uno y otro país.