Tocar el tema de post-punk ruso desde una esfera tan ajena como la nuestra podría parecer difícil. Sin embargo, tras la visita de Motorama, Blondie vuelve a acortar distancias presentándonos, esta vez, a Human Tetris, quienes se presentarán este viernes 22 de noviembre.

La agrupación moscovita se ha mantenido en boca de todos en Europa desde el lanzamiento de su primer material, un EP homónimo durante el 2009, mismo año que vio su concepción como banda. Su nombre proviene de las relaciones humanas, de la dificultad para encajar las distintas piezas que nos unen, las mismas que no lograron ensamblarse entre sí y culminaron con una repentina separación en 2013, tras su primer tour.

Finalmente, tras años de silencio, los oriundos de Moscú liberaron el EP River Pt. 1, grabado mientras varios miembros aún se encontraban en el grupo Lil Swan. El trabajo, que les aclaró varias ideas y consoló las heridas de la separación, fue el punto de inicio para lo que sería el disco que los trae a Latinoamérica por primera vez, Memorabilia (2018).

La universalidad ha sido siempre un problema para las bandas de europa oriental al momento de entrar a los oídos del público occidental. Su idioma, su alfabeto cirílico y muchas influencias que no alcanzamos a captar, son algunos de los problemas. Sin embargo, Human Tetris ha sabido lidiar con este problema utilizando letras en inglés, generando una intimidad que los hace sentir casi locales.

Memorabilia son dos pasos adelante para Human Tetris. Primero, porque para este trabajo se integraron dos nuevos miembros al grupo, dándole un nuevo sonido, las influencias de bandas más antiguas de la escena rusa son evidentes, como aquellos arreglos minimalistas de guitarra que tanto recuerdan a los ya mencionados Motorama. En segundo lugar, e igual de importante, fue el hiato de varios años que se tomaron, donde todos los miembros lograron tomar una bocanada de aire fresco, sin la cual, según ellos mismos, la banda se hubiera desviado de su propósito y sonido original.

Esperamos que con estos antecedentes, y con la ya conocida hospitalidad del público local, la primera presentación de Human Tetris en suelo chileno, la noche de mañana, sea un éxito. No queda otra que recordar a Motorama frente a una pista de baile repleta que coreó de principio a fin cada canción.