El domingo se vivió la segunda jornada de House Of Vans, el evento de Vans reunió a las banda Kaliper, Niños del Cerro, Marineros y los franceses L’imperatrice. Con exposiciones de skate, bmx, barbería, serigrafía, cervezas, pizza acompañaron a los asistentes. 

El pasado fin de semana se realizó la primera versión del House Of Vans, el evento de la marca de zapatillas Vans reunió en dos días a distintos artistas nacionales e internacionales todo acompañado de diversas exposiciones y servicios gratis. 

Aunque no es común que una mar realice semejantes eventos gratuitos, Vans apostó por dos días de música, skate, barbería, serigrafía, servicio de manicura entre otros totalmente gratuito y esto acompañado de cervezas y pizzas de regalo. Tanto regaloneo no fue exclusivo de rostros conocidos ni invitados especiales, los tickets fueron gratuitos y libres para ser retirados en las tiendas de la marca. 

Con dos días diversos en estilos musicales, la segunda jornada de House Of Vans estuvo cargado al indie pop y las voces femeninas. El día comenzó medía hora más tarde de la hora presupuestada. A las 15:00 hrs la fila a la salida de la ex fábrica comenzaba a avanzar. Un bolso vans, un pulsera con tickets cambiables por pizza y cervezas fueron el regalo a la entrada.

Al poco pasar el rato Kaliper subía al escenario y comenzaba los primeros acordes para llamar la atención de los asistentes que comenzaban a descubrir el lugar. La banda de hard rock que mezcla distintos estilos comenzaba a llamar la atención y el lugar comenzaba a llenarse de asistentes, desplegando parte de sus dos discos editados abrieron el día.



Niños del Cerro fueron los siguientes en amenizar la tarde, sus primeras canciones comenzaron a sonar y atrajeron a los que en la parte central del evento disfrutaban de las pizzas, cervezas y exposiciones de skate. La banda de La Florida interpretó parte de su canciones más conocidas y de su último álbum. Un sonido indie ya conocido y una banda en un buen momento con un público fiel que ganaban los primeros lugares y unos cuantos otros que los conocían por primera vez. 

Vans Of House demostró la esencia de Vans, filas para aprender serigrafía (te regalaban la polera lista), horas para barberia o manicura eran parte de las actividades que podrías optar, si no, sentarte en unas peras compartiendo una cerveza era otro atractivo

Marineros comenzaron con una explanada llena, el dúo femenino congregó a esa hora de la tarde a una gran cantidad de personas las cuales bailaron y corearon parte de sus canciones. El indie pop de Constanza Espina y la guitarrista Soledad Puentes sonaron con fuerza demostrando la calidad musical de ambas y el buen expectaculo que la han llevado a tocar en cada vez más lugares. 

L´Imperatrice era el plato fuerte de la tarde, la agrupación francesa era desconocida para gran parte de los asistentes pero, que aun así se reunieron antes de las 19:00 hrs para ganar el mejor lugar. Los franceses comandados por su vocalista Flore Benguigui subieron a realizar las primeras pruebas de sonido. De una forma sencilla se comunicaban entre ellos y miraban con timidez al público que cada vez llenaba el espacio dispuesto en la ex fábrica. Luego de retirarse de la prueba de sonido y esperar pacientemente las 19:00 hrs, hora dispuesta para el inicio del show, casi puntuales L´Imperatrice subieron vestidos de tonos azules y se instalaron en sus instrumentos bajo una lluvia de gritos y aplausos de bienvenida.

Con un desplante impresionante, una conexión entre ellos y un carisma cautivador, los franceses comenzaron su show interpretando canciones variadas de sus discos, comenzando con las canciones más pop hasta llegar a los sonidos más funk.

La calidad musical y el buen sonido de la banda se notaba a leguas, L´Imperatrice transmite la alegría que emite cada uno arriba del escenario. Ya comenzando a llegar la noche, los colores de las luces y la música fueron la mezcla perfecta para cerrar el segundo día de House Of Vans

La buena energía de la agrupación amenizaba la tarde, con algunos chistes entremedio y su vocalista agradeciendo el recibimiento terminaba la segunda jornada de uno de los eventos que llegaron para quedarse. Una recompensa a los seguidores de la marca, gratuita y de libre acceso que le hacen bien a la cartelera y panorama de una ciudad arrasada por la velocidad y el estrés.    

Revisa la galería completa aquí / fotografías por Francisco Millan G