El pasado 19 de abril se estrenó en la 37va edición del Festival Cinematográfico Internacional de Uruguay el documental «Bitácora Del Sur», la obra audiovisual del cineasta chileno Omar Díaz, realiza un viaje por la escena indie de Argentina, Uruguay, Perú y Chile.

«Bitácora Del Sur» es nombre del documental de Omar Díaz que se introduce en la escena indie a nivel latinoamericano, por un viaje a través de Argentina, Uruguay, Perú y Chile, su realizador recoge testimonios y comparte tras bambalinas con bandas como Él Mató a un Policía Motorizado, Las Ligas Menores, 107 Faunos, Bestia Bebé, Julen y la Gente Sola, Carmen Sandiego, Niños del Cerro, Medio Hermano, Mundaka y Suerte Campeón. Proyecto que comenzó en el 2017 y que tuvo su estreno el pasado 19 de abril en la versión 37 del Festival Cinematográfico Internacional de Uruguay, espera la oportunidad de ser exhibido en Chile.

Por Francisco Millan G

Omar Díaz acababa de llegar de su viaje a Uruguay, ahí dio entrevistas a la prensa escrita y la televisión. Esta vez me toca entrevistarlo a mí, me espera en una cafetería del barrio Italia, como siempre y lidiando con el difícil transporte público capitalino, voy atrasado. Me encuentro con el realizador de «Bitácora del Sur» en el patio central del lugar, sentado en una mesa, Omar ojea un libro mientras una pileta resuena a su lado, sus característicos rulos me hacen identificarlo de inmediato, nos pedimos unas cervezas y me preparo para que me cuente los detalles sobre la realización del documental que une a la escena indie latinoamericana, la experiencia de sus viajes por Argentina, Perú y Uruguay, cómo fue la relación con las bandas a las cuales entrevistó, y cómo entre ellas conoció al Mato Un Policia Motorizado, cuáles son sus planes a futuro, entre otras cosas.

¿Cómo te presentarías?

-«Me gusta pensar que puedo ser alguien que facilita conexiones con personas de distintos lugares, culturas y países, siento que, lo que estoy haciendo tanto con el documental, como lo que hacemos con los chiquillos de Sideral (Festival indie), es trazar un hilo entre dos mundos y de alguna forma despertar curiosidades de lo que puede estar pasando al otro lado de ese hilo. Me gusta pensar que soy una especie de gestor cultural que busca esas instancias». 

¿Cuándo nace la idea de «Bitácora del Sur»?

-«Fue en el 2017, estaba empezando a buscar nuevas bandas en Chile, había cachado algo en algunos blogs, había visto que existían Los Niños Del Cerro y Patio Solar, y un amigo del colegio que no veía hace mucho tiempo, me pidió que le arreglara su computador, al juntarnos le comenté sobre estas bandas y él me dijo que también tocaba en una, Animales Extintos, y que eran del mismo sello (Sello Piloto), él me empezó a introducir a este mundo de tocatas autogestionadas y de bandas emergentes, me pareció interesante, empecé a ir a Rojas Magallanes (Centro de eventos), y otros lugares. Ahí dije, quiero hacer un documental sobre esto, pero me imaginaba algo chiquitito, un par de videos en YouTube con algunas entrevistas. Me puse a conversar con las bandas y les pregunté cuáles le gustaban, lo que me sorprendió fue que sus respuestas fueron muchas bandas sudamericanas que yo no conocía, de alguna forma sentía que era un equivalente a lo que yo veía acá en chile».

«Dije, haré el intento de que esto sea latinoamericano, justo eso coincidió un viaje que hice a Brasil y de ahí me fui a Argentina, y allá conocí a un par de personas, y dije le voy a escribir a un par de bandas a ver si funciona. Le escribí a Las Ligas Menores, y sin ninguna esperanza que me respondieran, me dijeron que fuera a la sala de ensayo, conversamos, y yo estaba así como, ¿de verdad quiero hacer esto?, ¡por favor créanme!, le hice las preguntas y les gustó el proyecto. Ellas me contactaron a más bandas argentinas y así se comenzó a darse».

Antes de conocer el mundo del Indie, ¿qué música escuchabas?

-«A mí siempre me gustó el rock, me gustaban bandas viejas como Led Zeppelin, estaba rayado en esa vola, para mí eso era el rock en ese momento. Si te gusta el rock, estas son las bandas que tienes que escuchar, ¿cachai?, escúchate la discografía de los Beatles o de tal huea, sentía que era la manera oficial de ser alguien que le gusta el rock y eso coincidió con un viaje que hice a Estados Unidos, allá me encontré con muchas personas que me preguntaron por bandas chilenas o latinoamericanas, y dije, chucha no conozco, ¿Los Tres?, no sé, ¿La Ley?, que cuatico, no sé qué recomendar hoy en día de Chile. Cuando volví dije quiero averiguar lo que está pasando aquí y ahí comencé a investigar y conocí todas estas bandas».

Creditos: Francisco Millan G

¿Cuándo empezaste este viaje y cómo te preparaste?

-«Fue en marzo de 2017, casi todo el documental soy yo con mi cámara y celular, yendo de un lado a otro y buscando la forma de ir a las tocatas. Siento que gran parte de la idea surgió en el bus de Río de Janeiro a Buenos Aires, en ese viaje agarré una libreta y anoté todas las ideas que se me ocurrían, ahí empezó un poco la estructura que quería darle y me dí cuenta que no tenía tan clara la película, tenía una idea y sabía cómo quería que terminara, me imaginaba con la canción que iba acabar, voy a crear el camino que llegue a este momento, dije, dejaré gran parte del viaje para improvisar, tengo que ir dispuesto a lo que pase y de alguna forma buscar la solución».

«Cuando llegué, una amiga me presentó a un amigo colombiano y nos caímos bien, le hablé del proyecto y me ofreció quedarme en su casa como un mes, yo tenía pensado ir a Argentina como una semana o dos, y siento que todo el documental se hizo posible a base de actos como ese, de gente que conocí y que me apañó, que dijo quédate en mi casa, vamos a tal lugar, yo te llevo, etc. Me gusta que el documental exista en base a una comunidad que apañó, y que es la misma comunidad que trato de reflejar, de hecho me gusta que sea totalmente autogestionado, no tiene fondos ni marcas, no tiene nada, esto es autogestión y retrata una escena autogestionada» .

¿Cuál fue la primera banda con la que te contactaste y cuál fue la última?

-«La primera banda que entrevisté fue a Las Ligas Menores, les dije tengo este proyecto y lo vamos a grabar de esta manera, ¿apañan o no?. Y la última que entrevisté fue a Medio Hermano, porque quería terminar con Chile, quería recorrer todo el camino más difícil primero, y acá en chile seguir haciéndolo con más tiempo».

«Por ejemplo ahora hablé con la Tiare, La Niña Tormenta, y la quiero incluir, quiero hacer una versión chilena del documental, quiero que exista una versión normal y una chilena. Si bien Medio Hermano fue el último entrevistado, para mí es un proceso que sigue avanzando, me gusta pensar que el documental siempre va estar actualizándose y evolucionando».

De todas las bandas que entrevistaste, El Mató a un Policía Motorizado es una de las bandas con mayor trayectoria y popularidad. ¿Cómo fue llegar ahí y hablar con Santiago Motorizado?

-«Santiago es una persona muy ocupada jajajaja, me acuerdo que hice la entrevista con Las Ligas y ellas me dieron el contacto de Manu que es el guitarrista, porque Santiago no tiene Facebook y no ocupa mucho Instagram. Me acuerdo que invitaron a un concierto que tenían en el Konex y me pusieron en la lista, él me dijo juntémonos después de la tocata, y al terminar me di cuenta que no tenía internet y que la gente se iba, dije, ¡oh cague!, los guardias me estaban echando, estaba en la calle y ví a un guardia con radio, le dije que Manuel Sánchez me estaba esperando para que lo entreviste y está enojado, avisenle, no me dejan pasar, me di color, el guardia llamó por radio y me miró con cara de odio y me dejaron pasar. Subí al camerino y estaban los cabros del Mató comiendo con unos amigos y tomando cerveza, y yo dije, ¡estoy acá!, que cuático, estaba para la caga. Hablé con Manu un rato y le pregunté si podía entrevistar a Santiago, y dije ¿cómo voy y lo saludo si no lo conozco?, fui y le dije hola Santiago soy amigo de Manu, te quería hacer una entrevista para un documental que estoy haciendo, tengo esta idea, es sobre el indie latinoamericano, y él buscó una habitación donde no había tanto ruido, y nos quedamos conversando».

«Él es como un hueón así muy bacán, muy accesible, amigable, humilde, simpático, y con nosotros que no éramos nadie, ni medio ni nada, (yo) no tenía ni películas previas y aun así el apaño de la mejor manera. Y eso fue muy bacán, me llenó de esperanza. Fue un momento clave, en los primeros intentos no me convencía si lo podía hacer, y que la banda más importante del documental que haya sido tan cercana hizo que todo lo demás fuese más fácil y me ayudó a no rendirme».

Al ver los dos primeros teaser de la Bitácora del Sur aparece Gonzalo García de Planeta No, pero el en tráiler oficial y en la lista de bandas entrevistadas no aparece, ¿Influyó la funa a Gonzalo por violencia psicológica a su ex pareja el no ser considerado en el documental?

-«Conversamos con amigos y gente que aparece en el documental, vimos la posibilidad y decidimos que por las circunstancias era mejor no incluirlo».

Pero ¿ya lo habías grabado?

-«Sí, los había grabado harto».

Hace poco estrenaste bitácora del sur en la 37va edición del Festival Cinematográfico Internacional de Uruguay, ¿Cómo nació esa oportunidad, cómo sentiste la experiencia de estrenar tu documental en otro país?.

-«Fue muy cuatico, me acuerdo que la convocatoria del festival la habían cerrado hace poquito y dije, ¡oh cague!, no lo voy a poder mandar, y un amigo de Uruguay me dijo ¡mandalo igual!, y que redacte un mail hermoso diciendo porqué mi documental debería estar en festival. Lo redacté, me inspiré y lo mandé. Como una semana después me responden y me dicen quedaste seleccionado, quedé impactado, y les dije que me gustaría ir, en ese caso uno entra a negociar con el festival, porque ellos dan apoyo para los invitados, me ayudaron, me consiguieron hospedaje, tuve que pagarme el pasaje en avión pero el festival me ayudó en otros aspectos y entonces fue más fácil ir para mí».

«El poder ser parte para mí fue algo increíble, aparte los uruguayos son súper amables, son cercanos. Me acuerdo cuando fue la primera proyección, fue en la tarde, como las 12 de la noche, y al terminar había una ronda de preguntas, me habló una viejita, y me dijo, «yo solo quiero darte las gracias por traer este documental a Uruguay», y yo dije, ¿qué? casi me pongo a llorar jajaja, sentí que de verdad había un interés. Siento que el documental es sobre bandas, pero también es como distintos países de Latinoamérica se conectan y se comparan a través de la música, dentro del documental hay cuestionamientos sobre cómo los chilenos hacen esto de tal manera, como en Perú se hace de otra, al final son distintas personas de distintos países latinoamericanos conversando, igual eso es interesante».

Creditos: Francisco Millan G

Revisando los teaser, el tráiler oficial y todo lo que hemos conversado ahora, se nombra mucho la autogestión. ¿Podrías decir que la autogestión es la columna vertebral del indie?

-«Me acuerdo que una vez en Perú un amigo me preguntó qué es el indie, ¿un género música o una forma de trabajo?, porque siempre está esa disyuntiva. Para mí es ambas cosas, puede existir el indie como género musical y se le puede atribuir a un tipo de sonido, pero también siento puede ser un método de trabajo que puede ir a otros estilos musicales, en el fondo es una manera  de trabajar independiente y eso es la libertad de hacer las cosas tú mismo. Significa encontrar tus propios métodos y cómo esos métodos nacen desde la precariedad, se tiene que reducir a alianzas con personas que estén en la misma que tú o hacer contribuciones, un espíritu de comunidad y eso lo encuentro saludable, porque se crea un estilo de trabajo más horizontal y una sensación de querer crecer todos juntos y eso es muy bacán, porque nace desde las bases, como lo músicos que no tiene espacio y de repente no tienen plata o los contactos ni los privilegios de artistas que si lo tienen, entonces me gusta de alguna manera, que la autogestión por lo general tiende a generar espacios así».

¿Por qué nace el nombre «Bitácora Del Sur»? al revisar tu instagram realmente ibas haciendo una especie de bitácora. ¿Eso está reflejado en el documental o es solo un nombre que algún momento estuvo y se conservó?

«Sí, yo fui muy indeciso con el nombre del documental, me puse una fecha límite y ese era el nombre que más me gustaba, porque yo siento que igual tenía mi bitácora que era esa libreta fea llena de rayados, siento que igual invisiblemente, le debía mucho a esa libreta, porque ese era mi lugar seguro donde nacían todas las ideas, entonces de alguna forma, pensé que de ahí nació todo. Y me gustaba también usar la palabra del «sur», somos el sur del mundo, somos todos del sur, todos somos el sur del planeta».

View this post on Instagram

Bitácora 2 del documental ?? El otro día conocí a los chicos de @elmatoaunpoliciamotorizado (?) Fui a su recital en el "Konex", "Manu" el guitarrista me había puesto en la lista de invitados (para entrar gratis jeje) y quedamos de vernos después del concierto para la entrevista, el show estuvo increíble, la gente saltaba y a varios los subieron para salir de la cancha, como yo estaba en la reja todos pasaban por arriba mío jaja. Cuando todo termino, la banda salio muy rápido por un costado del escenario y no pude hablar con ellos, tampoco tenía internet móvil así que no les podía avisar nada, en ese momento me junte con @lorenzodicoco , un chico de una banda Peruana (@los_lagartos) que está de visita en Buenos Aires para que me ayudara a grabar y entre los dos nos pusimos a buscar una forma de contactarlos, los guardias nos empezaron a echar diciendo que no podíamos seguir ahí esperando, les conté de la entrevista y no me creyeron, cuando ya nos habían llevado hasta la puerta yo ya estaba perdiendo las esperanzas, pero justo antes de salir pude hablar con una persona de producción, lo convencí de que preguntara por radio a la banda y cuando le dijeron que si me miro con odio y me dejó entrar. fuimos caminando hasta el final del recinto y llegamos a unas escaleras muy largas, al final estaban los camerinos, ahí encontramos a la banda y a sus amigos jugando ping pong, ahí entrevisté a Manu y el después me dijo que le hablara a @santiagomotorizado nomás, yo igual estaba medio nervioso pero ellos fueron los mas simpáticos del mundo, Conversamos harto con Santiago y el estuvo mucho rato tratando de acordarse de una banda Chilena que le gustaba mucho pero nunca recordó el nombre y prometió decírmelo después. después muy cansado me fui con Renzo a comer pizza con otros amigos mas, luego cuando llegue a la casa, como siempre había fiesta jaja así que nos quedamos hasta la madrugada tomando cerveza y viendo películas. . . . . . . #indie #rockindie #documental #rockumental #live #music #latinoamerica #under

A post shared by Omar Diaz (@labitacoradeomar) on

¿Cómo influyó tu participación en el Colectivo Sideral con la realización del documental?, ¿hubo algún puente que conecte estos dos proyectos?.

-«Yo los veo como proyectos paralelos y complementarios, tanto el festival como el documental. Hice el viaje a Argentina y Uruguay, y con otros amigos estábamos en otro festival que se llamaba Palpita, en especial con la Maca y la Pilar, después cuando yo volví de ese viaje estábamos con la idea de hacer un festival nuevo, les dije que lo armamos e invitamos a todas las bandas que conocí, porque las entrevisté, y ahí justo venía Carmen San Diego que era una banda uruguaya y conversamos, que esta sea la primera banda y ahí nació Sideral».

«De alguna manera siento que se alimenta mucho del trabajo que fue hecho del documental, Las Ligas Menores también, ya teníamos el contacto porque yo las había entrevistado, al Fede (Julen y La Gente Sola) también, siento que fue bacán porque de alguna manera el festival se alimenta del documental, pero el documental también se alimenta del festival, porque en el documental aparece el festival. Entonces ambos proyectos dialogan mucho, me gusta que exista esa posibilidad». 

Con la experiencia de haber recorrido países como Argentina, Uruguay y Perú y de haber entrevistado a personas de culturas distintas pero que se conectan con esto que es la música, ¿cómo ves el indie 2019 en Chile? 

-«Lo veo buscando aires nuevos, hay muchas propuestas de bandas que están surgiendo, existen muchos colectivos, siento que la energía que estaba de antes se ha ido transformando, se ha ido revitalizando, va pasando una generación y nace otra, de alguna manera eso es bacán porque genera nuevos aires».

Acabas de terminar un documental y ya tienes un estreno internacional,¿Cuáles son tus proyectos ahora?, ¿qué viene después de «Bitácora Del Sur»?

-«Me gustaría poder crear un canal de YouTube que sea un universo complementario al documental, y que en este canal pueda haber por ejemplo, las entrevistas más extensas de las personas que aparecen en el documental, como la entrevista de Santiago Motorizado que a mí me gusta completa y dura como 27 minutos, la subiría entera a algún lado. Me gustaría agregar nuevos artistas que vayan surgiendo, crear pequeñas cápsulas complementarias, siento que es algo que se va transformando de manera tan rápida que es importante de alguna manera seguirle el rastro a eso, el documental para mí es un primer paso de poder crear un mundo».

¿Qué puede esperar la gente al ver «Bitácora Del Sur»?, dicho desde las palabras de su propio realizador.

-«Que es un viaje para conocer distintos mundos, de los cuales yo sentí que no había tanta información cuando empecé a grabar, que yo tenía muchas ganas de conocer y que mientras lo grababa fui conociendo también, y que de alguna manera el documental muestra eso. Para mí el documental es como una invitación para conocer todos esos mundos».