Actualmente radicado en México, Sebastian Casanova se abre camino en la producción musical trabajando con importantes bandas y músicos.

Sebastian Casanova ha tenido una vida ligada a la música, desde su participación como baterista en la banda Novas el 2012, con la cual grabó dos discos, hasta su actual hogar en México, lugar en el cual se desempeña como productor musical y ha trabajado con proyectos como Lanza internacional, banda compuesta por los hermanos Durán, ex bunkers, Pepe Aguilar, Kolumbia entre otros. Además también ha trabajado en grandes estudios, como lo es Ion en Argentina, Sala Máster en Chile y junto al gran ingeniero y productor Barry Sage, quien ha trabajado con artistas de la talla de David Bowie, The Rolling Stones, New Order, The Pet Shop Boys entre otros.

Conversamos con Sebastián sobre vida músical, su rol como productor, sus trabajos actuales y planes a futuros.

El año 2012 integras la banda de Rock Pop Garage: “Novas”. ¿Cómo fue la experiencia al haber integrado Novas y qué aprendizaje tomas de eso?

Efectivamente, partimos el 2012. Hicimos dos discos, varios videos, pero lo más importante fue la cantidad de shows y ciudades a las que fuimos a tocar. Yo creo que esa fue una tremenda experiencia para mí. Haber podido viajar a tocar, ser parte de los procesos de producción de los discos y dirigir una banda junto a mis mejores amigos de ese entonces.

El mayor aprendizaje que puedo tomar de esa experiencia fue que las cosas se hacen a punta de esfuerzo, que los egos son algo a lo cual uno tiene que renunciar, porque, al fin y al cabo, no somos tan importantes. Vinimos a la tierra a hacer música, a disfrutar haciéndola. Todo lo demás que te puede traer es por añadidura.

¿Más allá de desempeñarte en la batería como músico, ¿cuándo nace el interés por el audio en sí, la producción, mezcla y masterización?

Cuando tenía 17 años tenía una banda de rock progresivo en el sur de Chile, en ese tiempo llevaba como 6 años tocando batería, y con ésta se dio por primera vez tener primeras presentaciones en serio, además de entrar por primera vez a un estudio a grabar.

Recuerdo que ese año nos pedían demos de algunas partes con las que hacíamos contactos para tocar. Ahí nació el interés por el audio, cuando comencé a grabar las maquetas de la banda en la casa. Aprendí a usar el Cubase y aluciné con los instrumentos VST y el MIDI. Posteriormente, para mi primer año de Universidad estudiando en la Escuela Moderna de Música, me pedían todas las composiciones grabadas. Ahí me compré mi primera interfaz con un micrófono y le dije adiós a la carrera de composición para dedicarme 100% al audio.

¿Cuándo y qué te motivó a erradicarte en México?

Desde que comencé mi carrera en la música siempre supe que México era el sueño para cualquiera que se quisiera dedicar a esto. Lo veía en Los Tres, en Jorge González, en La Ley, Gondwana, Los Búnkers, etc… De cierto modo siempre lo soñé un poco. Cuando se dio la oportunidad no lo dudé. Hubo algunas malas caras, pero en ese momento, por primera vez, pensé en mí. No fui capaz de pensarlo dos veces.

Antes de venirme a México dejamos de tocar con Novas por un desgaste de relaciones y desconfianzas. Siempre hablábamos con la banda de que el norte era, literalmente, irnos a México. Para allá estábamos remando. Por otro lado sentía que Chile ya no era un lugar para mí. Quería más oportunidades, conocer otra cultura, otras ciudades, otros escenarios y por un par de razones más personales.

Llegando a México me ofrecen trabajar como encargado de Backline en un escenario en el Festival Vive Latino y el resto es historia.

Has estado trabajando en los últimos estrenos de Lanza Internacional, la banda de los hermanos Duran, ex Búnkers. ¿Cómo llegas a conocer a los Durán y formar este lazo de trabajo?

Creo que conocer a los hermanos Durán ha sido algo increíble. De ambos hay mucho que aprender, son personas increíbles y su amor por la música es más grande que este mundo.

Los conocí por un amigo productor Chileno, Felipe Castro, quien también vive en México. De hecho le escribí a Feli cuando llegué al país para juntarnos (éramos compañeros en la U y no nos veíamos hace muchísimo tiempo) y él me invitó a ver un documental de Bob Dylan en su casa, ahí fue que conocí a Francis. Posteriormente nos empezamos a encontrar en cumpleaños, juntas, etc… Con Francis tenemos una relación bacán de amistad. Creo que compartimos bastantes cosas en común.

El primer trabajo que hice con ellos fue una grabación a la que Mauri y Francis me invitaron a participar. Grabamos una versión de “Arriba Quemando el Sol” de Violeta para un cantante Mexicano llamado Pepe Aguilar. Después de eso me invitaron a grabar una versión en español de “Handle With Care” de Traveling Wilburys, interpretada por los hermanos y la banda Chilena Kolumbia.

Podríamos decir que fui partícipe de un solo estreno de Lanza Internacional. En esa ocasión me invitaron a grabar, mezclar y masterizar una versión acústica de uno de los primeros singles de la banda: “Huellas Digitales”. Una versión muy bella, sutil, rica en arreglos y la cuál me dejó muy contento el resultado final. Ha tenido muchas reproducciones y muy buenos comentarios. Con eso me doy por pagado.

¿Cómo ha sido tu experiencia trabajando en México con los hermanos Duran y otros artistas?

Ha sido impresionante el nivel de producción y la cultura de bandas y solistas que hay acá. Todas con un tremendo nivel de profesionalismo y todas tomándoselo como un trabajo donde hay disciplina y mucha dedicación.

Cuando llegué a México mis primeros trabajos fueron en algunos festivales del país. Por mencionar algunos: Vive Latino, Ceremonia, Pulso GNP, Domination… Ahí me di cuenta lo que significa la música acá. Entremedio me iba de gira con bandas chilenas que venían de tour como Pillanes, Corvje, Rodrigo Gallardo de Matanza, Steppin’ Cerca y también con bandas mexicanas como División Minúscula, BETA, Serbia, Surfistas del Sistema y DRIMS. Conocer las distintas ciudades también ha sido un aprendizaje y un crecimiento tremendo.

Ahora con la pandemia retomé mi trabajo de estudio de grabación y mezclas. Vendí mis equipos en Chile, me compré otros acá y comencé a darle.

Tuviste la oportunidad de trabajar con un gran ingeniero y productor como lo es Barry Sage, Cuéntanos ¿cómo fue trabajar junto a la persona que ha participado en los trabajos de bandas como The Rolling Stones y New Order?

La oportunidad de trabajar con Barry fue después de hacer mi práctica profesional en Studio Master, donde posteriormente me quedé trabajando como asistente del estudio. Barry era el ingeniero. Todo el conocimiento que pudo haber tenido en ese momento sentí que era gracias a sus experiencias con las bandas que nombraste, así lo transmitía y eso es demasiado estimulante y motivante. Me tocó asistirlo en ediciones, grabaciones de discos, de películas y muchas veces en las que me dejó grabando fue una experiencia ganada. Contaba siempre sus experiencias trabajando con Elton John o David Bowie. Alguien que vivió eso y te lo cuenta es demasiado inspirador. Agradezco mucho a Barry por todo el conocimiento enseñado.

También estuviste en Argentina, ¿Cómo fue tu experiencia en el país vecino?

Estuve dos veces en Argentina, la primera vez en 2011. Fuimos con algunos compañeros de la carrera de Audio a un Seminario intensivo de grabación, mezcla y masterización; impartida por Andrés Mayo, ingeniero de Mastering. También hubo clases con Ariel Lavigna, Adrián Bilbao y Jorge “Portugués” Da Silva.

Grabamos dos días en “Estudios ION”, donde hacen el mítico “Encuentro en el Estudio” y por donde han pasado más de la mitad de las bandas Argentinas. Fuimos a mezclar a “Estudios El Pie” y finiquitamos con el mastering en el estudio de Andrés Mayo. Todo en la Ciudad de Buenos Aires. Hermosa experiencia, hermoso país.

La segunda vez que fui, fue con Novas. Fuimos una semana a promocionar nuestro primer disco. Tuvimos tres shows, algunas entrevistas y lo mejor de todo, generamos lazos gigantes con amigos músicos trasandinos. Invaluable.

¿Crees que te falta mucho por aprender?, considerando la tremenda experiencia que ya tienes.

Creo que nunca voy a dejar de aprender y tampoco quiero dejar de hacerlo. Todos los días aprendo algo nuevo o aprendo algo nuevo de alguien. Creo que de eso se trata la vida. Nadie eligió nacer, pero sí elegimos cómo vivir. La vida que elegí es esa; alguien que tiene ganas de seguir aprendiendo, creciendo y conociendo. Lo más cerca de la música que se pueda estar.

¿Algo de que te arrepientas?

No hay nada de lo que pudiera arrepentirme. Creo que no vale la pena. Además, si no hubiese tomado las decisiones que tomé o no hubiesen pasado las cosas que pasaron no estaría aquí en este minuto.

¿En qué te encuentras actualmente y que se viene a futuro?

Actualmente estoy trabajando con los hermanos Durán en algunos proyectos (Ya sabrán de qué se tratan), tengo mi estudio donde estoy trabajando algunas mezclas con Lanza, Pepe Aguilar, Surfistas del Sistema, Morgan, entre otras. Estoy masterizando el disco nuevo de Capo, banda Mexicana donde además soy baterista de sesión.

Me encuentro trabajando la pre producción de mi música solista, la cual espero lanzar pronto. Hay hartas colaboraciones y las canciones están muy lindas, me gustan mucho.

En diciembre, si Elvis lo permite, iré a Chile a producir, junto a mi gran amigo Tomás del Real, el nuevo disco de la Caro Toro y el nuevo disco del proyecto de mi gran amigo Crístian Mardones.

Se vienen cosas muy lindas, desafiantes y apasionantes.

Si pudieramos soñar y sí, podemos, ¿Con qué artista te gustaría trabajar? Vivo o muerto.

Me hubiese gustado mucho haberle hecho sonido de sala a Queen.

Actualmente no sabría decirte con quién me gustaría trabajar. Prefiero ir un día a la vez y que la vida me sorprenda.