«No soy una academia del feminismo, pero si desde mi lugar como mujer tengo mucho que decir en este género. Y si las mujeres muestran sus cuerpos es porque les gusta, es un buen momento para replantearnos desde que punto estamos viendo el género como misógino y machista».

Es sin duda una de las artistas femeninas latinas de la nueva generación más exitosas, La Jefa del Trap Cazzu. Traseditar dos EP el 2020, y varias colaboraciones de lo que va el 2021, la estrella trasandina conversó en extenso con «M- Mujeres que Suenan», podcast conducido por Martina Orrego e impulsado por ONU Mujeres.

 «M- Mujeres que Suenan», es un espacio de conversación y reflexiones con artistas sobre sus experiencias como mujeres en la industria de la música, un ámbito que históricamente ha sido liderado por hombres.

Extractos de las reflexiones de Cazzu:

«Mi sueño era comer de esto que es la música, sobrevivir y no tener que hacer nada más que esto. Fueron muchos los obstáculos en este camino, me trataron de loca porque todos iban para allá y yo venia para acá. Mucha gente puede haber dicho ´está loca`, pero yo tenia siempre bien claro el camino que quería recorrer”.

“En esta cuarentena he surfeado la ola, y poniendo la mejor cara a la situación y convirtiendo el tiempo en lo mejor que se pueda. En este año he tenido un poco más de tiempo para trabajar sin tanto apuro con un poco más de detalle, y emocionalmente estamos diferentes, dentro de casa, lentos y algo calmados, adaptándonos a esta nueva realidad».

«Es importante conversar con los hombres, sobre lo que no queremos y sobre lo que no vamos a permitir. Nosotras no vamos hablar con violadores, abusadores, pero sí con hombres que no entendieron las cosas que no hay que decir y pensar, más aún cuando tenemos un poder de comunicación y los cambios culturales son desde las conversaciones y con Arcángel pudimos hablar».

«No soy una academia del feminismo, pero si desde mi lugar como mujer tengo mucho que decir en este género. Y si las mujeres muestran sus cuerpos es porque les gusta, es un buen momento para replantearnos desde que punto estamos viendo el género como misógino y machista. La mujer hoy está emporada de de su sexualidad».

Escucha la entrevista completa ACÁ