La banda norteamericana se presentará esta semana en dos oportunidades en nuestro país. La citas serán el Viernes 9 en la Cúpula Multiespacio y el Sábado 10 en el festival Fauna Primavera junto a bandas como Mgmt, Death Cab For Cutie, Lorde, Warpaint entre otros.  

Decir que el “Relationship of Command” es lo genial o lo único que nos dejó At The Drive-In sería caer en error garrafal, pero no podemos negar que este disco amarillo lejos es uno de los mejores de principio de este siglo. La banda nació el año 1993 en El Paso, Texas, fue comandada por Omar Rodríguez-López y Cedric Bixler-Zavala, editaron tres álbumes de estudio hasta el año 2000 y cuarto en su regreso el año 2017.

Etiquetar a una banda como At The Drive-In es complejo, pensar en una etiqueta musical para los sonidos más experimentales del punk y el hardcore no es una tarea fácil, hasta el momento todo esto se reduce al variado y esquivo término de Post-Hardcore.

“Acrobatic Tenement”, su primer álbum fue lanzado en 1996, un disco de 11 temas con un sonido punk melódico y adolescente pero dejando entrever todo lo que Zavala y compañia comenzaban a conjugar, la primera placa de la banda llegó después que la banda con dos Eps y numerosas presentaciones en pequeños bares y recintos clandestinos comenzará a llamar la atención por la energía que sus integrantes dejarán en cada presentación. 

Fue en una de estas presentaciones donde se presentaron para solo 9 personas en un Bar de los Ángeles que se les ofreció grabar “Acrobatic Tenement” por un precio bastante accesible. Oportunidad con que la banda pudo realizar distintas giras y comenzar a hacerse un renombre. 

En 1998 llega “In/Casino/Out” con Cedric Bixler – Zavala  en la voz principal, Jim Ward  en guitarra, y voces de respaldo, Adam Amparan en la guitarra, Omar Rodríguez-López  (hasta este momento) en el Bajo y Ryan Sawyer en Batería. El disco comenzaba alejarse de los ritmos más melódicos y comenzaba a jugar la intensidad tanto en sus letras como en las experimentaciones de los riff. 

No es hasta el 2000 donde At The Drive In comenza ser lo que es hoy en día y tomar completa relevancia, en septiembre de ese año llega su tercer álbum, el aclamado “Relationship of Command”, y como dijimos al principio, sería injusto caer que solo este álbum le dio vida y trascendencia a los norteamericanos, pero sin dudas se lleva todos los méritos.

Todo lo que respecta al “Relationship of Command” tiende a ser curioso, y es que no son muchas bandas las que actúan contra ellos mismos. El álbum amarillo contiene 11 canciones en su primera edición y su portada fue diseñada por Damon Locks y está inspirada en la guerra de Troya, además cuenta con la colaboración de Iggy Pop en los coros de “Rolodex Propaganda”.  El trabajo fue la obra cumbre de At The Drive-In, tuvo una recepción inesperada y acaparando buenas críticas, todo esto lo llevó a ser incluido en la posición 94 de los 100 mejores álbumes con guitarra de la revista Guitar World, y el puesto 83 de los 100 mejores discos de la revista Spin.

Ahora como podríamos esperar, la banda habría disfrutado de este éxito y haber pasado años de crecimiento, pero no, luego de una gira mundial, el 2001 los originarios de El Paso deciden parar de manera indefinida, en gran medida provocado por los conflictos creativos entre sus integrantes y los problemas de drogas de Zabala y Rodriguez-Lopez. Quizás un final un poco poético que dejó una deuda impagable durante años. Aunque no todo fue tan malo, ya que desde esta separación nace de la mano de los dos amigos The Mars Volta, pero esa es otra historia.

En el 2015 luego de distintos rumores de una reunión que se concretaron y en el 2016 anunciaron que preparaban nueva música, a fin de ese año se estrenó un video adelanto de lo que sería un nuevo álbum, el cual fue estrenado en su totalidad en mayo del 2017 bajo el titulo de In•ter a•li•a.

Para entender la joya pulida que es “Relationship of Command”, debemos pensar que hasta el año 2000 muchos sonidos y experimentaciones de este disco no eran comunes como lo son hoy en día, o en otras palabras no eran características del post-hardcore. Como si se tratara de un trabajo con pizas, At The Drive-in sin querer (o quizás sí), editó un álbum coreable de principio a fin, con la rabia del punk y la potencia del hardcore, pero por qué no, con lo melódico y pegajoso del pop. 

Todo comienza con una patada en la cara y sin muchos rodeos, “Arcarsenal” es una de las canciones más coreables y demuestra la brutalidad que inspira el álbum, guitarras pegajosas y punteos disonantes y atónicos de la mano esta vez de Omar Rodriguez-Lopez . 
“Pattern Against User” sigue ocupando la misma fórmula y con los mismos resultados, la voz que no le importa romperse al alcanzar los gritos y coros melódicos. “One Armed Scissor” y “Sleepwalk Capsules” dotados de una energía que ya quisieran muchas bandas de rock y todas sus derivaciones.

Pero lo lindo de este álbum  es que no pareciera no tener canciones de intermedio, esos temas que suelen ser incluidos al medios y no están hechos para ser considerados “Hits”. Hasta este momento tus oidos todavía corren en circulo y sin piedad, solo toman un breve descanso en “Invalid Litter Dept”, pero ojo (y oído), es solo un descanso, comenzando con un intro más melódico y sin importar lo fuera del estilo que puedan llegar, esta canción aunque más lenta no deja de perder todo lo que este caballo romano tiene preparado.

“Mannequin Republic” más rápida, más veloz y por favor igual de potente. aquí es donde se nota la regalía que la masterización le dio al
“Relationship of Command”, el bajo y los riff de guitarra brillando por sí solos. Algo parecido se siente en un tema más experimental que los anteriores, “Enfilade” rompe un poco el esquema que viene hasta este momento, comenzando con un sampler de parte de Iggy Pop y efectos de guitarra más electrónicos como el “flanger”, la voz distorsionada también juega con este recurso, ahora como si esto no fuese poco y ya no te hubiese volado la cabeza, incluye un pequeño puente donde los Bongos (o al parecido) toman el protagonismo, algo que en The Mars Volta será más utilizado. 

Rolodex Propaganda” es la canción que contó con la participación de Iggy Pop en los coros, otro hit y tema pegajoso demostrando que At The Drive-In no flaquea en ningún momento. “Quarantined” baja la velocidad pero la retoma con fuerza en “Cosmonaut”, canción que comienza a cuchillazos propinados por los riff de guitarra.  “Non-Zero Possibility” es otra muestra de lo más experimental de la banda, y es que no todo puede ser rabia, aquí conjugan un cúmulo de sonidos explotando al mismo tiempo entre voces melódicas y gritos. “Extracurricular” es de esos temas que se vuelven favoritos de un disco pero que no supera ni tiene nada que envidiarle a sus antecesores, un equilibrio perfecto, acá los riff de guitarras más cercanos al punk y a lo que sus discos anteriores demostraban. 

Todo culmina con “Catacombs”, un tema más oscuro pero con la misma intensidad que trae el disco desde el principio. El final preciso basado en gritos desesperados y juego de guitarras, un desenlace para no olvidar lo genialidad que acabas de escuchar de principio a fin. 

“Relationship of Command” es el álbum perfecto para conocer el post-hardcore y entender a una banda como At The Drive-In.  Un disco que no da tregua a tus oídos y que en cada presentación sus integrantes dejan la vida en el escenario.

At The Drive-In se presentará este viernes 9 en la Cúpula Multiespacio, concierto que agotó entradas y es previo a su presentación el día sábado 10 en el festival Fauna Primavera junto a bandas como Death Cab For Cutie, Lorde, Mgmt, entre otros. Ambos eventos serán la primera presentación que la banda tendrá en nuestro país de esta forma saldando una deuda de más de años con el público Chileno.