Cuidado electropop y los nervios de un encuentro que sabemos nos comprometerá emocionalmente. Diego Ridolfi sigue dando pistas de lo que será su nuevo disco de estudio, del que ya conocimos la liberadora “Manual de una pérdida”. Es el turno de «Tú detrás de todo», que ya se encuentra en todas las plataformas y desde hoy lo acompaña un videoclip a cargo del destacado director chileno, Felipe Prado.

Las sensibilidades y sonidos actuales de uno de los proyectos más relevantes del pop chileno presenta las aristas que conformarán su venidero largaduración, disco encargado de suceder al relevante “Estado de Gracia”, del 2016. 

Si hace un par de meses nos encontramos con las lecciones del fin en «Manual de una pérdida», hoy es el turno de palpar las infinitas dimensiones que conllevan los quiebres. “Tú detrás de todo” no sólo nos sumerge en las profundidades del sentir de Diego Ridolfi, también llega como una madura exploración de secuencias electrónicas, que logran expandir la intención de este nuevo single. 

Lo incorrecto y el placer de hacerlo, “una interpretación de un reencuentro que sabemos que está mal porque nos va a generar tristeza, porque es sólo extender algo que sabemos no va a durar. “Tú detrás de todo” es una especie de fantasma que amaste mucho pero no pudo ser. No hablo de una relación tóxica, sólo de algo que salió mal o no resultó, dice Ridolfi sobre el estreno.

Indaga en la intimidad y discreción, el secreto de ese momento que no se revela por temor a ser cuestionados o juzgados. Lo que queda entre dos; “el vértigo que hay en el atreverse a vivir algo sabiendo 
que significa apostar tu bienestar un rato, que vas a llorar y vas a extrañar porque en lugar de olvidar, elegiste vibrar con ese encuentro
.

Para completar la experiencia, Felipe Prado estuvo a cargo del registro audiovisual. «El video transcurre en dos mundos paralelos, en el que las protagonistas intentan establecer conexión telepática a través de una entidad extraterrestre superior, que sirve de vector entre ellas», cuenta Prado sobre esta historia de ciencia ficción, con escenas grabadas en Alemania y Chile, inspiradas en la distancia física y la amistad entre Macarena Cox y Loreto González, a quienes vemos en la entrega.

Un sencillo donde el artista permite, una vez más, mostrarse honesto en el relato y producción, ambas llenas de detalles que ha ido puliendo junto a Cristián Heyne, y que en esta oportunidad contó con un trabajo de Alberto Fuguet en el concepto vocal.