Luego de tres años sin música, la banda de Seattle liderada por Robin Pecknold vuelve tras el enigmático “Crack-Up” de 2017.

A diferencia de este último, “Shore” se presenta como una propuesta mucho más digerible, ligada al Indie Pop, pero sin dejar de lado el Folk característico de los estadounidenses. El álbum comienza con una tímida -pero adorable- balada, con la voz de Uwade Akhere en el lead. “Wading in Waist-High Water” da indicios de un disco mucho más calmo, que se confirma con “Sunblind” cuya melodía evoca los primeros trabajos de los autores de Blue Ridget Mountains.

Can I Believe You” continúa con el existencialismo e inseguridades de Pecknold, tema recurrente en sus canciones, pero en “Shore” la perspectiva es distinta: Hay aceptación, una sensación de esperanza que, con anterioridad, no estaba en Fleet Foxes.

Jara” es una de las canciones más importantes del disco, no sólo por su sonoridad, si no porque, en palabras del mismo Pecknold:

Jara es una referencia a Victor Jara, el cantautor chileno. Un héroe nacional de allí, quien fue asesinado por el ejército de Pinochet.

Entrevista con Apple Music, 2020

La canción que procede a Jara, Featherweight, se trata de una de las más familiares, casi sacada de los primeros EP de la banda. Guitarras acústicas y un piano envuelven la tenue melodía de voz de Pecknold. Incluso, se nos ofrece un solo de Piano muy convulsionado, sin dejar de lado la calma armonía del tema. Efectivamente, es como el peso de una pluma dentro del disco.

A Long Way Past the Pasttiene un mood similar a Can I Believe You, solo que en este caso es mucho más nostálgica, donde la letra cuestiona al oyente: ¿Qué tanto sigo estancado en el pasado?

La siguiente, que a modo personal consideraría un clásico, es “For A Week or Two”. Simplemente tiene ese toque característico de los Fleet Foxes, con una instrumentación minimalista, sonidos de pájaros y una duración de 2 minutos que pasan con fugacidad. En cuanto al juego de armonías vocales, infaltable.

Luego de la ensimismada balada de piano, viene un golpe enérgico con Maestranza, hermana de “Sunblind” y con Young Man’s Game. Probablemente los temas más uplifting de su discografía, sobretodo la última, cuya premisa principal es la naturaleza inocente y juguetona del narrador. Pecknold, incluso, pensó en dejar a un niño de 10 años cantarla en su lugar (Afortunadamente, no fue así).

I’m Not My Reason” es una metáfora sobre la adicciones, donde el imaginario se establece como un paseo y rescate en bote, con un mensaje final que, en palabras del mismo Robin:

El tiempo es algo que sucede a nuestro alrededor, pero existe una especie de idea central de que no eres lo que te está sucediendo. Como el viento en una bandera

Entrevista con Apple Music, 2020

Lo que viene es una reminiscencia de Helplessness Blues, del 2011. Una canción que podría dividirse en dos secciones, con un cuidado instrumental pulcro y muy bien pensado. “Quiet Air / Gioia es un viaje, la mejor del disco.

La introspectiva melancólica vuelve con “Going-to-the-sun Road, cuya letra trata sobre un camino de carretera en Montana, Estados Unidos, que cuenta con un tramo de 60 millas. Es donde filmaron la introducción a The Shining. Cuenta con la participación de Tim Bernardes, cantautor brasileño.

Thymia es la calma antes de la tormenta (¿O es al revés?) y se presenta como el principio del fin de, quizás, el mejor disco de los Fleet Foxes, rivalizando el primer puesto con Helplessness Blues de 2011.  En Cradling Mother, Cradling Womanlos Foxesdejan salir todo lo que tienen para ofrecer, y es que no se van con rodeos, utilizando incluso un sample de la voz del mítico Brian Wilson, perteneciente a “Don’t Talk (Put Your Head On My Shoulder)”. Es el clímax del disco.

Y así, estamos en el final, terminando con la que titula al disco: “Shore”. Un epílogo que pareciera cerrar un ciclo, uno que el mismo Pecknold pareciera que añoraba hace mucho. 4 minutos y 20 segundos que, al igual que “For A Week or Twoparecieran desvanecerse.

Este disco viene a reconfirmar que los Fleet Foxes es una de las bandas Indie Folk más importantes, y también una de las que son capaces de transportar al oyente al un vívido imaginario paisajístico e introspectivo. Pareciera que “Shore” trae de vuelta a casa a unos Foxes que parecían perdidos en desde Crack-Up.

De los mejores álbums de este 2020.

Revísalo completo en el canal de Youtube oficial de la banda: