La presentación llevada a cabo por la Orquesta Sinfónica y dirigida por Jeff Parker repletó el Teatro Caupolicán la noche del domingo, en un espectáculo de buena ejecución musical que se vio acompañado de memorables escenas, las cuales provocaron sentimientos de nostalgia entre sus asistentes.

Reseña por Valentina Campos / Fotografías por Valeria Contreras

Pasados unos minutos después de las 20 horas se dio comienzo a la presentación del material compuesto por 18 arreglos de piezas musicales originales de Game of Thrones, iniciando con el tema principal de la serie. Segundos antes, un conjunto de imágenes con escenas de la serie dejaron en silencio a los asistentes que no paraban de llegar al recinto. Las imágenes pertenecientes al opening animaron a un público diverso, compuesto tanto por jóvenes como adultos que compartían las ganas de vivir una experiencia como esta.

Créditos: Valeria Contreras

Con una duración de 80 minutos aproximadamente, el talento de Jeff Parker y la Orquesta Sinfónica mantuvieron a un público atento y cautivado por los más de 40 miembros tocando y cantando en el escenario. La jornada transcurrió sin mayores imprevistos y cada una de las piezas recibió las alabanzas de los espectadores. Sin un orden preciso en relación al avance de las temporadas, se tocaron canciones como “The King’s Arrival”, “The Rains of Castamere”, “You Know Nothing«, “Mhysa”, entre muchas otras.

Uno de los momentos más destacados del evento fue la ejecución del tema “The Light of the Seven”, perteneciente a la sexta temporada. La canción, de extensa duración y más bien compleja, es una de las más reconocidas por el protagonismo que tuvo en su capítulo correspondiente al tener un papel más importante que el diálogo mismo e ir progresivamente cargando de emociones cada una de sus escenas. La orquesta desarrolló esta canción a la perfección, lo que se vio demostrado por los fuertes aplausos e incluso gritos del público que alabaron la ejecución.

Créditos: Valeria Contreras

Los efectos especiales fueron el punto más débil del show debido a las altas expectativas que había con respecto a su utilización. La pirotecnia fue un elemento que simuló el fuego presente en los momentos más potentes, pero que terminó siendo el único efecto presente a lo largo de todo el concierto. Las pantallas, por otro lado, eran lo suficientemente grandes pero la visibilidad se dificultaba en algunas ubicaciones como platea alta y baja por objetos que impedían ver la totalidad de las imágenes. Por otro lado, la diversidad de colores de las luces estuvo adecuada y pudieron dar la atmósfera necesaria de cada pieza musical, simbolizando además las casas a las que pertenecían los personajes protagonistas del tema en cuestión.

Créditos: Valeria Contreras

Tanto la destreza como la experiencia de parte del director de la orquesta y sus miembros quedaron demostradas a lo largo del evento, donde cada instrumento jugó su papel para entregar un concierto de calidad. Pese a algunos problemas de sonido, los coristas deslumbraron en las pocas canciones que requerían de su presencia.

Para finalizar se tocó el arreglo “The Long Night, Pt. 2”, en el cual se revivieron las fuertes tensiones del capítulo en que se enfrentó a los Caminantes Blancos. Con intensas melodías se despidió el director Jeff Parker, repitiendo una vez más el tema principal de Game of Thrones. Al terminar, los aplausos fueron fuertes y de larga duración, con algunos de los asistentes de pie y varias voces pidiendo otra canción desde todas las ubicaciones, finalizando con una explosión de confeti que despidió a los espectadores.

Créditos: Valeria Contreras

Un espectáculo que quizás se quedó corto para aquellos más exigentes, pero que cumplió con lo prometido y fue capaz de revivir algunos de los momentos más entrañables de la serie a pocos meses de su término. Pese a aspectos técnicos deficientes, la calidad musical del show cautivó a sus asistentes de principio a fin con piezas que permanecerán en la memoria de los fanáticos de esta exitosa serie.

Setlist:

Revisa la galería de imágenes del show / Fotografías por Valeria Contreras