La doncella de hierro visita Chile por novena vez y lo hace a lo grande, con dos fechas completamente vendidas, en el Estadio Nacional y el Movistar Arena, lo que los convierte en la primera banda en visitar, y llenar, ambos recintos en una sola incursión. 

La numerosa cantidad de veces que Iron Maiden ha pisado suelo local ha servido para generar un lazo y una confianza inquebrantable, que pocos públicos pueden jactarse de tener. La grabación del DVD En Vivo!, cara visible de la gira Final Frontier, es prueba de ello. Bruce Dickinson ama cantar en Chile, se alimenta del rugido de miles de bestias.

La química entre el grupo de Steve Harris y el público chileno es palpable, y el set de Legacy of the Beast será una recompensa para ambos bandos. Como cada visita, es un hito que no pasa desapercibido, a meses de haber vendido todas las entradas, y con un terreno cálido debido a otras recientes visitas metaleras, han armado un ambiente idóneo para que la bestia despliegue sus alas sobre Santiago.

Su público es fiel y sabe a lo que va, es por eso que un set colmado de clásicos ayuda a forjar esta energía. Aún recuerdo mi primer show Iron Maiden, el 2011, se presentaron en el Estadio Nacional, igual que este 14 de octubre. Una presentación de ellos es un espectáculo, se me viene a la mente la figura de Dickinson saltando de esquina a esquina, vestido de soldado británico mientras canta la epopéyica The Trooper, o los escalofríos escuchando la lectura de Barry Clayton, previa a The Number of The Beast. 

La escenografía es fundamental en las presentaciones de la doncella. Las apariciones de Eddie y las interacciones mutuas con el público, crean un escenario donde la fantasía presente en cada álbum se plasma sobre la tarima. 

Esta vez, con una propuesta más elaborada, la doncella de hierro presentará un show que ya ha sido aclamado por la crítica especializada. Con una réplica de un avión spitfire durante Aces High, de acuerdo a La Tercera, además de la clásica pirotécnica, y escenografía dramática, que ha sido catalogada a nivel mundial por The Times de Reino Unido.

Ambas fechas, la del 14, en el Estadio Nacional, y la del 15, en el Movistar Arena, están completamente vendidas, y prometen ser de las presentaciones más potentes que Iron Maiden haya presentado en Chile.