El músico enfrenta otras tres demandas por acoso y abuso sexual.

El juez a cargo de revisar el caso por violación contra Marilyn Manson, desestimó la demanda por falta de pruebas, aludiendo que los argumentos descritos «no son suficientes para invocar la Delayed Discovery Rule (regla de descubrimiento o regla de descubrimiento demorado)», así lo informan los portales, TMZ y Pitchfork. La acusación fue presentada en el mes de mayo por una mujer identificada como «Jane Doe», seudónimo utilizado en Estados Unidos para no revelar el nombre real de una persona o que se desconoce, quien declaró que comenzó a salir con Manson en el 2011 y este la habría violado y amenazado de muerte. La afectada tiene un plazo de 20 días para presentar «detalles adicionales».

Manson además enfrenta otras tres demandas, una en mayo por Ashley Walters, ex asistente del cantante quien lo acusó de agresión sexual y acoso, además de agredirla física y psicológicamente. En abril, la popular actriz de l serie Game of Thrones, Esmé Bianco, demandó lo demandó por violación y abuso sexual donde el músico la habría presionado de manera violenta a tener actos sexuales con él. En junio, la modelo Ashley Morgan Smithline, lo demando por diversos abusos cometidos entre el 2010 y 2013, Morgan también emitió un comunicado de lo sucedido a través de su cuenta de Instagram. A principio de este año, la actriz y modelo, Evan Rachel Wood, lo acusó a través de su cuenta de Instagram de prepararla siendo menor de edad para abusarla durante años.

Por otro lado Manson se declaró inocente de cargos por delito menor y asalto simple producidos en un incidente durante un concierto concedido del 18 de agosto de 2019 en el Bank of New Hampshire Pavilion.