11 canciones acopladas bajo título homónimo, en las que los chilenos amplían el concepto de creación junto a nombres como Dulce y Agraz, Natisú, Benjamín Walker, Martín Berríos, Mora Lucay, Vicente Cifuentes, Martín Benavides y A.K.A Lore.

Su construcción instrumental ha servido de puntapié para que una serie de relevantes nombres se aventuren en el imaginario Mondomamba, una serie de voces que más que invitadas son integradas, y que hoy se unen a Matías Pereira, Cristian Dippel, Camilo Benavente y Joaquín Cárcamo para conformar el debut discográfico en largo de los oriundos de Concepción. 

“Mondomamba” es el título que agrupa a estas 11 canciones, de las que ya conocíamos «Chinchay» junto a Benjamín Walker, «L’animal» con Mora Lucay, «Tití» en colaboración a Vicente Cifuentes, «Koi» junto a Martín Benavides y «Yacaré» en un featuring a cargo de Martín Berríos. Ahora podemos termina de recorrer esta historia con otros nombres que engrosan la experiencia: A.K.A Lore de Chicarica, la reciente ganadora del Premio Pulsar Natisú, y el single que acompaña al álbum, «Hambre» junto a Dulce y Agraz.

«Hacer este disco es la forma de concretar este proyecto. Hace algunos años nos imaginamos la idea de hacer canciones sin tener un vocalista, juntar diversos mundos creativos para desarrollar el concepto propio», cuentan sobre este proceso fiel a la rítmica latinoamericana, con guiños al house y al disco como «método de proponer piezas instrumentales que puedan transmitir cierta energía y puedan situar a quiEn las oye en un contexto específico».

Un trabajo para sumergirse, lleno de nombres extraños de animales con una fuerte carga semántica para los músicos, creando canciones que a su vez son pequeños tótem que conforman un mapa exquisito de esta parte del mundo. «Este álbum es un diálogo artístico abierto. Tratamos de ser cuidadosos con los ambientes que nuestra música instrumental genera y ese fue nuestro lenguaje ante los artistas colaboradores: la música hablando por nosotros», agregan. 

Para recibir como corresponde a «Mondomamba», la banda presenta su colaboración junto a Daniela González (Dulce y Agraz). «El 2019, en una sesión de improvisación, apareció la idea de hacer una canción basada en un dub algo oscuro y de inmediato pensamos en que su voz haría un equilibrio interesante», explican sobre esta historia nocturna y salvaje que es «Hambre». Una experiencia, como todas las del disco, capaz de ampliar la visión sobre lo que es esta agrupación, que con el debut termina de consolidarse como una de las joyas mejor cuidadas de la música latinoamericana.