El pasado viernes 22 de mayo se liberó de manera digital Diáspora, el último álbum de Hélices, quienes ya durante el 2019 habían cesado sus actividades, con lo cual se insinúa un fin a seis años de presentaciones y grabaciones.

El nuevo disco de la banda destaca por varios motivos, si bien mantienen aquél sello math-rock / post-rock, se reconocen influencias del post-hardcore, sonidos ambientales, también de la electrónica e incluso ritmos urbanos propios del trap, pero sin la vocalización característica de este género. De igual manera, destaca un sonido complejo en cambios métricos y rítmicos, con baterías que pasan del jazz a ritmos frenéticos, bajos eclécticos y en ocasiones con distorsiones que lo hacen notar cada vez más. Por parte de las guitarras, sonidos plagados de efectos, que pliegan al oído pasajes calmos con delay y otros con una distorsión potente, asimismo en la sonoridad se pueden reconocer diferentes arreglos, los que en utilización de sus pedales, destacan algunos sonidos popularizados por Nick Reinhart de Tera Melos, pero que en Hélices se aprecian con una mayor densidad e intensidad.

Bajo el sello argentino Anomalía, el cual ya se ha hecho notar por trabajar con diversos proyectos musicales altamente atractivos, Hélices presenta este último disco, el que fue grabado y mezclado por Organic Waves Studios de Antofagasta, masterizado por Juan Godfrid, quien es también músico de Malviaje y Kyori. Sumado a ello, cuenta con la colaboración de Disonar, proyecto electrónico ambiental, abriendo así lo que será este último álbum. En el cuarto track está la colaboración de N.As.A, dúo de productores de Antofagasta.

Ante este cierre ya definitivo de la banda, queda de manifiesto la recomendación a darse un viaje por todo su material, siendo desde su primer lanzamiento, Propulsor de 2015, Puentes de 2016, su participación en el compilado Anomalía Mixtape de 2018 y un Split en 2019 en conjunto con Puerto Austral y Kyori, y finalizar con Diásporas, disco que además quiebra un poco con el sello meramente instrumental que tenía la banda, siendo un primer adelanto Travesía, quinto tema del disco y que había sido lanzado como sencillo durante el 2019, ya que ahí se reconocen arreglos vocales, pero la gran innovación la destaca el último track, el que además de rememorar canciones de su primer disco Remolinos de Papel III se presenta como el único tema de Hélices que tiene letra.

Ante todo lo expuesto, Diáspora termina siendo, de manera casual o intencionada, la dispersión de este proyecto pero abriendo nuevos caminos musicales y artísticos para cada uno de sus miembros, culminando así una gran proceso que dejó material para escuchar y apreciar, ya que tanto en técnica musical como en propuesta sonora, Hélices demostró un atractivo sonoro altamente recomendable.

Escucha Diásporas de Hélices: