La banda británica New Order se presentó este miércoles en nuestro país luego de su fallida visita en noviembre del año pasado.

Eternos, es la palabra con la que podríamos describir a New Order. La banda se presentó este miércoles 9 de enero en el Teatro Caupolicán, visita que llega a cumplir la promesa del fallido concierto programado para el 21 de noviembre del 2018, el cual fue cancelado debido a que sus instrumentos no llegaron a tiempo desde Mexico.

La banda de los ex Joy Division estaba preparada para salir al escenario a las 21:00 hrs y el Caupolicán de a poco lograba llenar todos sus espacios. Con un Dj que daba la previa al concierto con sonidos ochenteros, las ansias comenzaban a subir al llegar a la hora pactada. Se apagaban las luces y los gritos de bienvenida daban puerta abierta a que los británicos entraran al escenario. La edad se nota, es cierto, Ni Bernard Sumner o Gillian Gilbert son esos jóvenes que comenzaban el dance en Manchester, pero en su edad está la experiencia y sobre todo ser una de las bandas más influyentes de los 80s.

Es la cuarta vez que New Order visita nuestro país, y demostraron con creces porque son eternos con un concierto lleno de hits y homenajes. Todo comenzó con «Singularity«, canción de su último álbum Complete Music, sin miedo a tocar sus canciones más recientes, dieron paso a una vieja conocida, «Ceremony«, la canción que originalmente fue escrita con Joy Division sacaba aplausos en un público ansioso de bailar pero que se llenaba de nostalgia. Continuó otra favorita, «Age Of Consent» encendiendo los ánimos y el ambiente en el Caupolicán.

Con un juego de luces, lasers y proyecciones, el show de los ingleses continuó con «Restless«, «Crystal» y «Academic«, parte de sus álbumes después del 2000 y algunas donde el bajista Peter Hook ya no figuraba en sus filas. Aunque esto es cierto, y no vemos a Hook dar sus agudos acordes,
Tom Chapman no se queda atrás, con gran carisma y un sonido potente, logra convencer y ser parte de esa banda que nació gracias a la influencia de los Sex Pistols y que innovaron el viejo punk mezclandolo con la electrónica.

Siguió el turno de canciones como «Your Silent Face«, «Subculture» y «Bizarre Love Triangle» dando así el comienzo del punto alto de la noche. New Order fue de menos a más y luego de emplazar a sus temas más roqueros, fue directo a los grandes hits que llenaron la noche de baile y nostalgia. Continuó «Vanishing Point«, «World» y «The Perfect Kiss«, todo mientras Bernard Sumner daba las gracias, se movía por el escenario  y trataba de motivar al público con aplausos y bailes. 

Ya llegando casi a la última parte del concierto se lograba notar, bajo la percepción de algunos, un leve cansancio vocal de Summer, cosa que no impidió que «True Faith» y su más grande éxito «Blue Monday» llenaran el Caupolicán de los sonidos ochenteros que caracterizan a los ex compañeros de Ian Curtis. Se acercaba el fin y la mejor forma de cerrarlo fue con «Temptation«, canción icónica que llenó de energía el recinto de San Diego, con varios cortes y guiños con el público, New Order se despedía y abandonaba el escenario.

Pero eso no era todo, los aplausos y gritos atrajeron a los británicos de vuelta y en pleno silencio, comenzó a sonar los primeros acordes de «Atmosphere» mientras el video del mismo se proyectaba en las pantallas, así iniciaba un pequeño pero no menor homenaje a su ex banda Joy Division, y sobre todo a su ex compañero, Ian Curtis. New Order demostraba que jamás han olvidado a Curtis ni que niegan su pasado de, a esta altura, legendaria banda de Post Punk.

Siguió «Decades«, y en la pantalla se proyectaban imágenes de Curtis y referentes a su ex banda. Fianalizaba el concierto pero sin antes interpretar «Love Will Tear Us Apart» mientras atrás se leía «Joy Division forever», un gusto verdadero gusto a los seguidores, un golpe de nostalgia a los más viejos y privilegio para las nuevas generaciones que admiran a la banda que en los ochenta y noventa influenciaba a tantos otros proyectos musicales.

New Order se despedía dejando en claro que siguen vigentes con ganas de tocar su música, con un sonido que suma más de dos décadas pero que suena sumamente actual, así cerraban su cuarta visita y una fiesta eterna en el Teatro caupolicán.

Setlist
1.Singularity
2. Ceremony
3. Age Of Consent
4.Restless
5.Crystal
6. Academic
7. Your Silent Face
8. Tutti Frutti
9. Subculture
10. Bizarre Love Triangle
11. Vanishing Point
12. World
13. Plastic
14. The Perfect Kiss
15. True Faith
16. Blue Monday
17. Temptation

Encore
20. Atmosphere (Joy Division)
21. Decades (Joy Division)
22. Love Will Tear Us Apart (Joy Division)

Revisa la galería de imágenes completa / Carlos Müller – Lotus Producciones