Mon Laferte es la primera artista chilena presente en la exposición urbana y permanente que ya cuenta con Gustavo Cerati y Chris Cornell.

La creación y colorida obra que inmortaliza a Mon Laferte, está a cargo del artista Julio “Ros” Pizarro, tomó 7 días de profunda labor con la técnica de graffiti-mural y stencil, para traspasar la fotografía tomada por Ignacio Orrego de Fotorock en el concierto que brindó en La Cumbre del Rock Chile 2017, en el Estadio Nacional.  Desde las 8 am de este jueves 12 de agosto, la obra podrá ser apreciada en Av. Manuel Antonio Matta #564, a dos cuadras de la estación de Metro Avenida Matta, Santiago Centro.

Ignacio Orrego, director de Fotorock Chile, comenta sobre este mural “estamos muy motivados, bñasicamente porque es una artista chilena y ha forjado su carrera musical con esfuerzo y convicción. Dentro de la expo siempre estuvo planificado incluir murales con músicos chilenos y así poner en valor el talento que existe en nuestro país. Es una acción muy necesaria en estos tiempos”.

Como parte de la celebración de los 17 años de Fotorock, cada mes se irán levantando estas obras urbanas que mostrarán a distintos músicos chilenos y extranjeros tocando en vivo en nuestro país, mediante una fotografía del archivo de Fotorock, adaptadas e intervenidas por destacados muralistas. La exhibición urbana inició con Chris Cornell en julio de este año.

Fotorock, fundado el 2002 trabaja la fotografía de espectáculos, representando la memoria colectiva musical chilena del último milenio.

La exposición urbana seguirá con retratos del archivo de Fotorock, de artistas cómo Mike Patton y Tom Araya, entre otros.

Las inéditas exposiciones urbanas consisten en intervenir muros (algunos superarán los 10 metros de altura y otros montados desde un segundo piso) de distintas comunas de Santiago, y grabar con diversas técnicas muralistas (aerografía, graffiti, stencil, ilustración, paste up), fotografías de músicos chilenos y extranjeros tocando en vivo en nuestro país. Todos íconos mundialmente reconocidos, capturados en medio de la energía de un concierto. Esa energía del músico es la que cada artista visual toma, adapta, resalta, creando una nueva obra artística, basándose en la fotografía, conjugando ambas disciplinas del arte en un solo resultado final.  Es un testimonio y documento incluyente que pretende aportar al sentido de pertenencia y memoria colectiva musical: A Cielo Abierto que vive entre la gente y es pensado para cualquier personas. Cada espacio cuanta con la autorización del dueño de cada propiedad.