La producción del mega evento, Lollapalooza Chile, respondió ante las declaraciones provenientes de comisiones de la municipalidad de Santiago y vecinos del mítico Parque O’Higgins.

Desde Lotus, declararon:

«Ante la serie de afirmaciones que consideramos erróneas e imprecisas respecto de eventuales irregularidades de Lotus Producciones y su festival Lollapalooza para con el municipio de Santiago y el Parque O´Higgins, las que han sido difundidas por diversos medios de comunicación, nos vemos en la obligación de dar a conocer la opinión de Lotus. 

1.Se afirma que la empresa no contaba con la “Autorización del Consejo de Monumentos Nacionales en evento realizado en 2019”. Ante ello debemos señalar que Lotus, siempre ha tramitado todos los permisos que corresponden con todas las autoridades respectivas. En este caso particular, por instrucción entregada por parte del Municipio, se le informó a Lotus Producciones que no era necesario solicitar esta autorización o permiso, ya que la realización del evento no es considerada una obra civil, respuesta que consta en el informe entregado por Contraloría. 

2. Se afirma que “… el municipio no elaboró el Plan de Manejo integral de la Zona Típica…”. Este asunto, cuya gestión corresponde al municipio, no es de responsabilidad de Lotus Producciones, por lo que no puede considerarse un incumplimiento de la productora. Tampoco conocemos, ni hemos sido informados respecto del incumplimiento en esta la materia donde se afirma: “… se han verificado intervenciones discordantes… que afectaban el carácter ambiental y propio de la zona típica del parque”. Por tanto, difícilmente se puede atribuir a Lotus o al festival algo que no está bajo su responsabilidad, y donde desconocemos como productora de estas “intervenciones discordantes”, pues nunca se nos ha informado de éstas. 

3. Se afirma que Lotus Festival Spa tendría un “pago pendiente por $ 90.316.500 de Lollapalooza 2019” al municipio por deterioros del parque. Esto no es efectivo. Todos los años, antes del festival, se toman fotografías del estado en el cual se encuentra el parque. Una vez terminado el evento, las autoridades municipales proceden a revisar el estado del parque, lo comparan con la situación previa y determinan así los eventuales daños o deterioros acaecidos por el uso del parque, iniciando un trabajo en conjunto con la Administración y el Departamento de Jardines. Frente al cumplimiento de lo acordado, y mediante un Acto Administrativo autorizado por Jardines, la municipalidad autorizó la entrega de la Boleta de Garantía de $30.000.000 con fecha 20 de junio de 2019 a Lotus, luego de recibir conforme la recepción del Parque O’Higgins. A la fecha, no hay ningún pago pendiente conocido por Lotus, ni cuentas por pagar al municipio por el evento de 2019.

4. Sobre el “detrimento persistente y progresivo del Parque O’Higgins”. Está claro que este no es un problema de Lotus Producciones ni de su festival, el que se realiza un solo fin de semana del año. Sin perjuicio de ello, Lotus siempre ha estado comprometido con mejorar el parque. Es así como, a lo largo de los años, ha presentado propuestas que apuntan a mejoras sustanciales en cuatro ejes para recuperar este vital espacio público: Protección a las áreas verdes, Proyecto de Sostenibilidad, Legado Social y Legado Cultural, enfocado también a implementación deportiva y mejoras de accesibilidad universal. Estas propuestas fueron presentadas a alcaldes anteriores como también a la actual Alcaldía, y esperamos poder concretar estas mejoras, ya que coincidimos en lo importante que es respetar y recuperar los espacios públicos.

5. Lotus comparte la preocupación de la comunidad aledaña al parque y ha establecido en todas las versiones de Lollapalooza una relación con la municipalidad y por su intermedio con los vecinas y vecinos del parque, pero entiende y se allana a la necesidad de generar mejores puentes y otras formas más directas de comunicación y relación con las comunidades. 

6. Frente a la ausencia de un Plan de Manejo Integral de la Zona Típica por parte del Municipio. Nuestro compromiso con el medioambiente, las personas, la seguridad y protocolos de excelencia, Lotus ha desarrollado durante estos años, estrictos procedimientos, manuales de montaje y protocolos para agencias y proveedores y se han realizado estudios de suelo y fitosanitarios de sus árboles que tienen como objetivo no sólo el cuidado y la protección de áreas verdes, sino que además el cuidado de las personas, buscando de esta forma mitigar de la mejor manera, el eventual impacto negativo que este tipo de eventos podrían provocar en los vecinos y usuarios regulares del parque. Dichos manuales han sido utilizados como guías para eventos de terceros lo que demuestra su prolijidad, efectividad y conformidad de la autoridad con el contenido del mismo. También hemos procurado neutralizar la huella de carbono que implica realizar un evento masivo de estas características, siendo un ejemplo destacado los distintos ministros de medioambiente del país.

7. Preocupación de Lotus por generan los espacios para un trabajo mancomunado, incentivando un compromiso sustentable, inclusivo y social. 

·       Lollapalooza es un evento que año a año genera cerca de 9.000 puestos de trabajo.

·       Participan más de 60 bandas chilenas que incluyen a más de 800 artistas locales que promueven nuestra cultura.

·       Participan cerca de 70 ONGs, fundaciones y emprendedores por edición, desarrollando diversos programas de inclusión y accesibilidad e implementando acciones concretas en el ámbito de la sostenibilidad y cuidado por el medio ambiente.

·       Genera además año a año un impacto económico para la ciudad de Santiago más de $66 millones de dólares.

·       Su presencia no sólo trasciende por los espectáculos musicales, también se perfila como una vitrina y encuentro cultural para diferentes tipos de expresiones, generando un vínculo con nuestras raíces locales, creando oportunidades comunes para potenciar la música, su profesionalización e intercambio cultural. 

Lotus Producciones tiene un firme compromiso con el medio ambiente, la cultura y en especial la música, la sustentabilidad y las personas. Nos esmeramos por tener protocolos de excelencia que garanticen que todos los asistentes a los eventos puedan disfrutar plenamente de éstos, de manera segura y en un ambiente distendido, alegre y de diversión. 

Finalmente señalar que somos una industria que, producto de la crisis sanitaria, se ha visto seriamente golpeada. La paralización de la música en vivo, afecta no sólo a las productoras y trabajadores del espectáculo, sino que para todo un ecosistema que depende de esta actividad: técnicos, proveedores, músicos, autores, compositores y una serie de otros actores cuya actividad gira en torno a su realización.»