El pasado viernes 12 de julio, no sólo fue un gran día para los lanzamientos nacionales como el de Cazamareas y su nuevo single “El Incipiente Despertar del Cazamareas Pt. 2” o el adelanto del próximo disco de Medio Hermano por parte de su tema titulado “Solitario Spider”, sino que al otro lado de la cordillera el sello trasandino Anomalía Ediciones lanzó su nuevo split y el segundo en donde participan bandas de países distintos. Para este material colaborativo las bandas participantes son tres; los argentinos de Puerto Austral y Kyori, y los nacionales de Hélices. Tres bandas, dos países, un sólo sello.

El disco comienza suave, tranquilo, casi como si nos anunciara lo que podría venir, esto por medio de las melodías más emocionales con mezcla de ritmos matemáticos de los trasandinos de Puerto Austral, quienes nos presentan Pámpidas, cuya composición tiene diversas partes y atmósferas, las cuales algunas son extremadamente calmas gracias a la vibración de las guitarras y como estas se complementan con la trompeta, mientras que otras poseen la fuerza característica de esta banda, por medio de los redobles y los platillos de la batería, los cuales logran subir los ánimos de las cuerdas y logran así también, alzar las voces de todos, y en particular la de Mora Riel, cantante de la banda argentina Riel y quien colabora con Puerto Austral para darle el vamos a este split.

Pero ¿Cómo surgió la idea de este disco participativo de las tres bandas del sello Anomalía Ediciones?

Desde Argentina, Diego Fraga, guitarra en Puerto Austral y miembro del sello nos cuenta que la idea del split partió desde el propio sello. “En diciembre del año pasado organizamos la visita de Hélices a Argentina y aprovechamos la estadía de los antofagastinos para grabar, durante toda una madrugada, el track que aportaron al split”

¿Hubieron algunas dificultades en esa sesión de grabación, dado que fue de madrugada y estaban contra el tiempo. O fue algo que fluyó sin mayores problemas?

“Increíblemente fluyó sin problemas”, nos contesta Diego, quien explica que: “Entramos al estudio un domingo a la noche y nos fuimos el lunes a la madrugada. Durante toda la sesión estuvo la crew de anomalía asistiendo, apoyando y registrando y los más lindo es que los chicos de Hélices quedaron fascinados y sorprendidos del resultado final, considerando las limitaciones de tiempo. La pasamos muy bien grabándolos”, sentencia el guitarrista.

El disco continúa, posterior al primer tema entra un interludio compuesto por Disonar, para luego dar paso al turno de Kyori, la segunda banda argentina perteneciente a esta colaboración. Ellos dejan de lado los sonidos emocionales y matemáticos que establecieron Puerto Austral, para dar paso a los ambient instrumentales cargados de post rock, el cual acompañado con las voces de todos cantando “Sé que el viento nos juntará de nuevo // En un sueño hoy cruzarás el cielo”, se vuelve la mezcla perfecta de catarsis emocional y potencia sonora, la cual no cesa en ningún segundo, sino que sigue subiendo el ruido cohesionado del trío trasandino de post rock

Kyori, es la banda más nueva dentro del split si es que la comparamos con el trabajo de Puerto Austral, quien el año pasado debutó con su LP “51°31’47″S 58°07’44″W” (Coordenadas de Puerto Soledad, localidad ubicada en las Islas Malvinas) y los nacionales de Hélices, quienes ya han editado un LP -Propulsor (2015)- y un EP -Puentes (2016)-, ¿Cómo fue que se integraron al proyecto?.

La idea partió al momento de que Hélices se presentará en Argentina, ellos se presentarían junto a Puerto Austral, archipiélagos y los debutantes Kyori, recuerda Diego, quien nos explica que: “A raíz de la buena onda que hubo entre las bandas, surgió la idea de lanzar el debut de Kyori acompañado por dos bandas más instaladas como lo eran Puerto y Hélices. Así fue que, durante febrero y marzo se grabaron las canciones de las bandas argentinas en el mismo estudio (自宅 Estudio)  y, luego de trabajar el audio y el arte, finalmente se lanzó hace unos días”.

Finalmente, en la tercera canción del split -después del segundo interludio de Disonar-, entra todo el math y post rock de Hélices, quienes por medio “El árbol que no deja ver el bosque”, dan cátedra de aquel virtuosismo matemático que lo han llevado a destacarse tanto dentro de la escena nacional como también de la latinoamericana. En cuanto al tema en sí, este es difícil de definir, pareciese que el tema en sí fueran diferentes partes sueltas de distintos temas, pero el sonido de Hélices logra unir todas aquellas partes, otorgandonos así un tema que va desde el caos a la emocionalidad, el cual calza perfecto con el sonido y lo que tanto, Kyori como Puerto Austral representaron en cada una de sus canciones, logrando así una unión sonora de parte de las tres bandas y sus propios sonidos y ritmos.

-Como este fue un split bastante destacable y que logró unir los sonidos de ambos países, queremos saber si instancias como aquella esperan volverlas a repetir. Es decir, editando un split con bandas chilenas o argentinas o con bandas de otros países de latinoamérica

“Desde ya, nos encanta el formato split”, explica Diego, quien agrega que este es el cuarto que editan como sello y el segundo internacional, además nos adelanta que ya hay uno nuevo en camino.

En cuanto a las bandas chilenas, ¿qué apreciación tienen de ellas? 

“Nos encantan las bandas chilenas: hace poco incorporamos a Arias y ya es el tercer conjunto trasandino que se suma a nuestras filas, después de Arrecifes y los ya mencionados Hélices. También hemos trabajado con tortuganónima, La Ciencia Simple y con toda la gente de LeRockPsicophonique, con quienes tenemos un fuerte vínculo. Y no es solo Argentina y Chile: también estamos en constante creación de redes entre sellos latinoamericanos afines; de México, Perú, Colombia, Brasil, por citar algunos ejemplos, y se generaron cosas interesantes a partir de esa unión.

y en ese punto ¿Cómo han visto el crecimiento del movimiento del math y el post rock en latinoamérica? 

El crecimiento del movimiento es notorio a nivel global, y a nosotros nos entusiasma porque entendemos que todo el esfuerzo dedicado no es en vano y sabemos que estamos aportando algo a la cultura. 

Y ustedes en lo particular, como sello y miembros de la escena math y post rock ¿cómo han vivido dicho crecimiento?

Al ser parte activa y unos de los impulsores del género, quizás nos resulta más difícil hacer un análisis objetivo de cómo fue mutando y cómo fueron abriéndose las puertas, pero sí podemos mirar hacia atrás y apreciar que avanzamos hasta el punto de ser referentes regionales: cuando los sitios especializados hablan de math rock latinoamericano, hablan de anomalía, de LeRock, de AntiRudo, etc. y de todas las bandas que componen nuestros sellos, lo cual nos da a entender que nos están mirando y que somos uno de los engranajes que mantiene al movimiento activo.

En este punto, Diego Fraga es un agradecido por la escena math y post rock que ellos como Anomalía Ediciones han construido, dado que por este medio han logrado viajar a México y Chile por medio de bandas como TOTS, Malviaje y archipiélagos por ejemplo, además nos cuenta que: “para el próximo mes una de las bandas de nuestro sello (Puerto Austral) será la primer banda latinoamericana en tocar en el ArcTanGent, el festival más grande del género a nivel mundial, que se lleva a cabo en Inglaterra todos los años. Así que no podemos estar más entusiasmados con todo lo que tenemos por delante”.

Trabajos como este split y todo lo que ha ido armando el sello de Anomalía Ediciones, son instancias que no sólo le dan vida al movimiento del math y el post rock en este lado del mundo, sino una instancia que también nos da la oportunidad de seguir el panorama de otro país como es el caso de Argentina, el cual ha tenido un fuerte auge no sólo dentro de la escena math y post rock sino que también en lo que son el movimiento revival emo y post hardcore también. Así mismo, los trasandinos que escuchen este split, también tienen la oportunidad de ir conociendo como el movimiento math y post rock se ha ido instaurado en Chile por medio de bandas como Hélices, tortuganónima, Osorezan, Arias, Cazamareas y muchas más que se han ido sumando a los diferentes colectivos de la música alternativa.