En los últimos años la saga de Star Wars ha sufrido altos y bajos, principalmente a raíz de lo que fue la última trilogía de películas la que si bien, buscaba expandir la obra original, lo único que logró fue un sinfín de críticas negativas. En cambio, si observamos los productos paralelos a la Saga de Skywalker como son las series de Rebels, El Mandalorian y la película de Rogue One, todas son obras exitosas dentro del mundo de Star Wars, y es justamente ahí donde se levanta la nueva serie lanzada por Disney+.

Star Wars: Visions es una antología de nueve capítulos, todos ellos alejados de la trilogía original y de los personajes principales de la obra de George Lucas. Su principal atractivo, y enganche es que esta antología de historias, fueron animadas cada una por un estudio distinto de animación japonesa, de esta forma cada historia posee un estilo distinto de animación y con ello un tono y ritmo narrativo diferente entre ellas.

De esta forma, esta antología nos presenta historias como The Duel (Kamikaze Douga), un relato que nos propone un enfrentamiento samurái, pero con elementos del mundo de Star Wars como los sables de luz, lasers y robots, todo ello ambientado en una aldea al más puro estilo del Japón de la época antigua. Este es el primer episodio de esta antología, y por su estilo de animación y ritmo cinematográfico logran capturar el interés para seguir viendo el resto de los episodios.

pasted image 0

En el resto de los demás relatos, los diferentes estudios exploran diferentes estilos de animación, escenarios e historias, las que van desde una banda que se presenta y trata de hacerle frente a Jabba The Hutt y Bobba Fett en Tatooine Rhapsody (Studio Colorido), hasta un enfrentamiento familiar en donde una parte estará apoyando al imperio, mientras que la otra buscará derrotarlo por el bien de su planeta como ocurre en Lop and Chō (Geno Studio).

El tratamiento hecho por cada uno de los estudios que participó animando cada uno de los nueve episodios, es sin duda una carta de amor al mundo de Star Wars, pero también hacia la animación japonesa. Entregándonos de esta forma acción por montones y una cinematografía que se luce en cada relato, pero por sobre todo una emocionalidad pocas veces vista en la animación occidental. Es así que tenemos episodios que son un lujo en cuanto animación e historia como; The Village Bride (Kinema Citrus) donde una joven jedi debe de decidir entre mantenerse oculta o actuar para defender a los habitantes de un pequeño planeta o The Elder (Trigger) donde un maestro jedi y su joven padawan se enfrentarán a un antiguo guerrero sith, entregándonos una de las batallas más emocionantes de la antología.

En tanto, por el lado del relato y la emocionalidad tenemos el entrañable episodio de T0-B1(Science SARU), donde un pequeño robot buscará a toda costa convertirse en un guerrero jedi para defender a su creador y al planeta que habitan, todo esto con una animación que sin duda rinde homenaje a Osamu Tezuka y su Astroboy.

pasted image 0 (1)

De este modo con Star Wars: Visions, el mundo creado por George Lucas, nuevamente vuelve a respirar nuevos aires, los cuales apuntan a una gran renovación y un sentido de búsqueda que va mucho más allá de los horizontes que la franquicia nos ha presentado en otras series o películas. Aquello finalmente es es el gran poder de la serie, el hecho de presentarnos y encantarnos con personajes e historias totalmente desconocidos, pero que sin duda poseen el todo el espíritu de lo que es Star Wars.

TRAILER STAR WARS: VISIONS