En tan solo una semana se dio la noticia del regreso de Rage Against The Machine y My Chemical Romance, ahora ¿sería el turno de The Smiths?. El rumor no es nuevo.

Los autores de discos como «Meat Is Murder» y «The Queen Is Dead», han tenido una relación distante, Morrissey continuó su carrera solista, estrenando discos bien recibidos y girando por todo el mundo, por otro lado, Johnny Marr colaboró con distintos artistas antes de iniciar su propia carrera solista. El bajista Andy Rourke y el baterista Mike Joyce hicieron lo suyo por separado sin mucha bulla, incluso anunciando un proyecto juntos el 2018.

Ahora el rumor vuelve a nacer, a través de la famosa página morrissey-solo.com, que sigue la carrera de los integrantes de la banda, indicaron que una fuerte cercana a Live Nation, estaría preparando el regreso de The Smiths para el 2020, la información no se ha confirmado ni descartado, tampoco existen mayores detalles.

El esperado regreso de una de las bandas más influyentes de los 80 vendría a subsanar, la cada vez más deteriorara carrera de Morrissey, que con sus cuestionadas declaraciones y giros hacia la derecha política ha alejado a gran parte de esa fanaticada devota que el británico solía tener. Por otro lado, cabe la duda si el regreso tendrá la presencia de Mike Joyce, el baterista se ganó el odio de Moz luego del conflicto legal por las regalías de la banda, donde Mike ganó y pasó del 10% de las ganancias al 25% y un pago de un millón de libras.

En el 2008, Marr y Morrissey se reunieron en un pub de Londres, el guitarrista dijo:

“Un día de septiembre de 2008 estábamos cerca en el sur de Mánchester y acordamos quedar en un pub. Me alegró verle, hacía 10 años o más que no le veía. Hablamos de cosas personales, de las familias y recordamos cosas. Entonces la conversación pasó a cosas más profundas. Morrissey empezó a hablar de cómo nuestra relación había pasado a ser del dominio público, generalmente de manera negativa. Habíamos sido definidos por el otro en la mayoría de áreas de nuestra vida profesional. Aprecié que lo mencionara porque es cierto. Las bebidas siguieron viniendo durante horas. Hablamos, como siempre habíamos hecho, de los discos que nos gustaban y al final terminamos derivando en “ese tema”. Durante años había habido rumores de una reunión de los Smiths, pero nunca habían sido ciertos. Nunca tuvimos una oferta. De repente empezamos a hablar de la posibilidad de que el grupo se reuniera, y en ese momento parecía que la intención era correcta, que podía hacerse e incluso ser grande. Yo aún seguiría con The Cribs y Morrissey con su disco. Nos quedamos un poco más y después de un jugo de naranja yo y una cerveza él, nos abrazamos y dijimos adiós. Me alegró mucho volver a estar en contacto con Morrissey y The Cribs y hablé sobre la posibilidad de tocar algunos conciertos con los Smiths. Durante cuatro días fue una posibilidad muy real. Tendríamos que haber buscado a alguien a la batería (Mike Joyce no era una opción tras denunciar al grupo por royalties), pero si The Smiths querían reunirse habríamos hecho a mucha gente muy feliz, y con toda nuestra experiencia incluso podríamos haber sido mejores que antes. Morrissey y yo seguimos hablando y planeamos quedar de nuevo. Me fui a México con The Cribs y de repente, el silencio. Nuestra comunicación terminó y las cosas volvieron a donde estaban y adonde creo que siempre estarán”.