Mac DeMarco había definido su sonido característico con ‘2’ y ‘Salad Days’, aquel “Blue Wave” o “Slacker Rock” – como fue catalogado arbitrariamente por algunos medios especializados – que incluso el ‘Rock and Roll Night Club’ ya presagiaba a futuro.

Es una proeza cuando un músico logra un sonido identificable en cualquier contexto. La guitarra eléctrica limpia con Reverb, Vibrato y Chorus (en ocasiones con afinación en 432hz) y los sintetizadores Roland Juno-60 y el D-50, son indudablemente firmas de Vernor Winfield McBriare Smith IV (su intrincado nombre real).

Si bien en ‘Another One’ continuó utilizando la mayoría de sus sonidos anteriores, la composición fue cambiando: De algo “divertido” y “fresco”, se pasó a canciones más profundas, y temáticas mucho más sentimentales que trabajos anteriores.

Las letras también fueron evolucionando: La madurez en Mac Demarco, tanto musical como personalmente, se tradujeron de forma precisa ya en ‘This Old Dog’.

Y es que hay un antes y un después de este disco. Haciendo una analogía rápida, se podría decir que la etapa “adolescente” de Mac llega hasta ‘Another One’, y la adultez comienza con ‘This Old Dog’.

Reflexiones y vivencias personales son todo el disco, partiendo por “My Old Man” donde Mac con su guitarra acústica (muy presente en todo el larga-duración) describe cómo se ve a sí mismo envejeciendo tanto física como mentalmente, el peso de los años comienza a notarse y, a su vez, cómo las características de su padre (un abusador y adicto) también afloran en su aspecto.

La búsqueda de mensajes significativos y miradas desde otras perspectivas conforman gran parte del álbum lanzado en 2017. Por ejemplo, en “One Another” Mac habla sobre el término de una relación, pero desde una visión mucho más optimista, de cómo las enseñanzas quedan y eso nos hace crecer como personas. También “Sister”, una canción dedicada a su media hermana, Holly. Tremendamente personal.

Por primera vez se siente que Mac DeMarco se sincera y desnuda en su música, dejando atrás un poco la imagen de aquel tipo relajado y sin preocupaciones.

En la suerte de bossa nova “Dreams from Yesterday”, hay un mensaje bastante potente: Como las personas, sin haber cumplido sus sueños, son nada más que muertos vivientes. Y los únicos culpables son quienes los dejaron de lado. “Trae tus sueños desde el ayer” advierte Mac.

One More Love Song” se contrapone un poco a lo expuesto en “One Another” donde la perspectiva de las relaciones amorosas es un poco menos optimista. Es una canción del tedio que provoca la ilusión de conocer a alguien, de tener una relación, donde siempre piensas que será diferente, pero termina de la misma manera.

Quizás la más icónica del disco es “On The Level”, hermana de “Chamber of Reflection” según el mismo DeMarco. El tema del envejecimiento y el paso del tiempo es recurrente en el disco, y nuevamente es tratado en esta canción. Podría interpretarse como un diálogo entre Mac y su padre, quien le da ánimos para luego “pasarle la antorcha”.

‘This Old Dog’ trata dos conceptos importantes: El padre de Mac y el paso del tiempo. “Moonlight on the River” es un mensaje directo al primero, un tema cuyo principal foco es su padre, quien lo abandonó a él y a su madre por sus adicciones y alcoholismo. Habla sobre el conflicto interno de Mac, sobre cómo sentirse respecto a su padre, pues ha vivido la mayor parte de su vida sin él, pero aún así, sigue siendo su familia.

Y es así como “Watching Him Fade Away” es una despedida, unas últimas palabras dedicadas al padre de Mac, quien había sido diagnosticado con cáncer recientemente.



“El pensamiento de no tenerlo alrededor, es triste, pero no muy diferente” “Aun cuando apenas le conozco, de todas formas, duele verlo ir” 

En esas dos simples líneas se evidencia el crecimiento de Mac, y cómo la construcción de su mensaje es mucho más profundo y personal. Por lo mismo, es entendible que la recepción del disco haya sido algo tibia: en esta época, la mayoría gente busca una distracción, una ilusión de tranquilidad frente a un mundo caótico. Eso ofrecían los primeros discos.

Casi nadie quiere involucrar sus sentimientos, tampoco sus reflexiones, tampoco se quiere asumir el paso del tiempo ni, mucho menos, los conflictos familiares. Pero Mac lo hizo, el ícono del “carefree” demuestra que es tal como nosotros. Como la vida misma.

“This Old Dog” es el Mac definitivo.